Fútbol alemán

article title

André Schürrle, preso de la irregularidad

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El internacional alemán André Schürrle llegó a la selección con tan solo 20 años, gracias a la gran temporada que estaba cuajando en su primera temporada en Bundesliga con el Mainz 05. Esa temporada lo catapultó al estrellato y dos años más tarde, el Bayer Leverkusen, club curiosamente al que se enfrentó en su primer partido en primera divisón, se lanzó por él consciente del potencial que atesoraba este jugador con gran vocación ofensiva. Tras dos buenas temporadas en el club aspirina y cuajando grandes actuaciones haciendo goles muy valiosos para el Bayer Leverkusen, 23 goles y 16 asistencias en sus dos temporadas, el Chelsea llamó a su puerta y se marchó a Inglaterra. Pero todo no fue como él esperaba, ya que no consiguió hacerse hueco en el once con total confianza del entrenador, que pese a salir de inicio en algunos partidos lo normal es que partiera como recambio en la segundas partes. Aún así terminó el año con 9 goles y 3 asistencias.

 
En el verano del 2014, Schürrle formó parte del equipo que fue a Brasil a disputar la Copa del Mundo, y volvió como campeón a Alemania y si todo el mundo recordará como héroe a Mario Götze por su gol in extremis, él tiene la satisfacción de saber que fue el que le dio la asistencia para que anotase en esa gran final frente a Argentina. Pero la alegría, le duró poco tiempo porque volvió a Londres, donde a las órdenes de José Mourinho veía como no tenía hueco en el equipo. El 2014 terminó mal para él, ya que Schürrle no fue titular en ningún partido, salvo algún partido de primera ronda de copa, y sus minutos en el campo se vieron reducidos considerablemente. En el mercado invernal vio la ocasión de salir de Londres. Y como lo iba a dudar si su destino era volver a Alemania, a la Bundesliga, de manos de un Wolfsburgo que apostó por él pagando 32 mill. € al conjunto londinense.

Comenzaba para Schürrle un año importante, por todo lo que iba a venir con su nuevo club, siendo campeón de la DFB Pokal frente al Dortmund, y en verano de la Supercopa, frente al Bayern München. Llegó a un club que estaba haciendo un fútbol vistoso y muy vertical, y pronto formaría parte de ese ataque haciendo una gran pareja con el joven belga Kevin De Bruyne. Pero nuevamente su irregularidad se transformó en la disminución de minutos, que poco a poco vio como de contar de inicio para Hecking, se alternaba con la salida desde el banquillo, cada vez más tarde en los partidos. De hecho en el último mes de competición solamente disputó 100 minutos entre los 6 partidos que jugó el Wolfsburgo, disfrutando solo de 9 minutos en la final de Pokal que ganaron los lobos frente al Borussia Dortmund. 6 goles y 3 asistencias en la temporada 2014-15, en la que alternó Premier League y Bundesliga. Y en este curso no ha cambiado la tónica para el alemán, que ve como sigue preso de esa irregularidad sobre el césped que no acaba de convencer a sus últimos entrenadores y darle la titularidad.

schurrletabla

Calidad tiene, gran capacidad goleadora unida a un potente disparo y una enorme visión de juego, y por si fuera poco también tiene tiempo, ya que aún tiene solo 25 años. Esta temporada el Wolfsburgo está pasando por una irregularidad que el año pasado no tuvo, en la que alterna partidos muy buenos con otros desastrosos que ya le han costado muchos puntos. Aún así están muy vivos en la UEFA Champions League, donde han alcanzado los octavos de final con un cruce, KAA Gent, en el que en teoría es superior y puede seguir avanzando con su sueño europeo. Pero la baja de Kevin De Bruyne, fichaje estrella del Manchester City este año,  ha dejado al equipo sin un líder en el campo, sin una referencia, pues pese a su juventud, el belga era el estandarte del Wolfsburgo el pasado año y aún habiéndose reforzado con grandes fichajes como Draxler y Kruse, el equipo no llega a encontrar ese juego que le hizo tocar la gloria hace unos meses.

 

 

Posiblemente pensaron que Schürrle podría ser ese nuevo jugador referencia y él debe ser consciente de ello y dar un paso al frente para dirigir de nuevo a la manada de lobos y hacerlos de nuevo un equipo ganador y temido. Seguro que este parón invernal en el que se concentraran en Lagos (Portugal) les va a venir muy bien tanto al equipo, como al propio André, para trabajar y convencer a Hecking de que puede volver a ser ese gran jugador que todos esperan que sea y pueda soltarse las cadenas de esa irregularidad que no le deja de disfrutar del máximo número de minutos cada partido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados