Real Zaragoza

article title

Cuando el león se vistió de jugador

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos asocian la cara de un jugador a un equipo, pero en este caso habrá más de uno que quizá al ver la cara de este gran jugador no sepa de donde salió.Hablamos de Ander Herrera, actual jugador del Manchester United y jugador absoluto con la Selección Española. Pero, ¿de dónde viene Ander Herrera?

En 2001 es elegido como mejor jugador del campeonato de España Alevin futbol-7 donde más de uno se quedó impresionado por la gran visión que tenía siendo tan joven. En la temporada 2008/2009, se incorpora al Real Zaragoza B, y un año mas tarde hace su salto a la Segunda división donde debuta ante el Levante. En el equipo maño fue adquiriendo conocimiento, maestría, valores y experiencia. Seguramente nadie llegó a imaginar lo lejos que llegaría, quizá ni tan si quiera él, ya que son muchos los niños que desde pequeños sueñan con ser futbolistas y jugar en los mejores estadios, llamar la atención de clubes prestigiosos y triunfar.

Pues Ander Herrera lo ha conseguido. ¡Y vaya si lo ha conseguido! No existen nombres, ni estrellas, solo existen jugadores capaces de luchar y dar lo mejor de su fútbol. Ander Herrera fue uno de ellos, pero por desgracia no llegó a las grandes épocas de su Real Zaragoza, las cuales sí que pudo vivirlas como un aficionado más. Lo que nunca imaginaría es que el equipo de sus amores podía ir a peor. Se dio a conocer allí, disfrutó de grandes tardes de fútbol como protagonista, se ganó el cariño de la gente y sobre todo luchó como si de un león se tratara, se echó el equipo a las espaldas y nunca dejó de intentarlo.

Ander Herrera, durante un partido Real Zaragoza-Barcelona en 2010 | David Ramos/Getty Images

Por desgracia, lo que equipo y afición deseaban no llegó y con eso su club fue lapidándose económicamente. Buscaron recursos, intentaron otras cosas y vendieron  amuchos de sus compañeros para traer otros y cuadrar presupuesto. Pero si algo tenían claro era que él no se tocaba. Por desgracia fue a peor y el club empezó a plantearse algo que ni en sus peores pesadillas habrían pensado: vender a Ander Herrera.

El mediocentro hizo saber sus ganas por quedarse, algo en vano, ya que él mismo vio la necesidad de recursos del Zaragoza, el dinero que estaba dispuesto a dar el Athletic y lo que ese dinero ayudaba a su club. Así pues, con el dolor de su corazón, pero con la mente en calma al saber que hacía lo correcto, se fue. Pero antes de eso, se prometió así mismo que volvería y haría lo que siempre había querido: jugar en su Real Zaragoza.

Tiempo después llamaba a su puerta un gigante inglés, el Manchester United. Oportunidad inmejorable, así que la acepto se mudó y allí está triunfando con su juego a la Premier League.

Ander no se olvida, su mente está allí pero su corazón sigue aquí.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados