Fútbol inglés

article title

Análisis: el Chelsea campeón de Premier League

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Es oficial. El Chelsea es nuevo campeón de la Premier League. El conjunto de Jose Mourinho ganó al Crystal Palace en Stamford Bridge 1-0, ante su afición, en uno de tantos derbis londinenses y certificó de forma matemática el título liguero, tras 5 años de sequía.

Los Blues han conseguido convertirse nuevamente en campeones tras una temporada regular, donde han sentenciado a sus rivales de forma directa, con partidos en los que la efectividad fue la principal arma, donde el juego en ocasiones dejó que desear, pero que finalmente les ha convertido en la pieza más firme y rotunda del fútbol inglés.

Hasta la fecha, a falta de tres jornadas para el final de la presente edición de la Premier League, el Chelsea ha conseguido un alto porcentaje de puntos. Los pupilos de Mourinho han conseguido puntuar 83 de los 105 puntos que se han disputado hasta su certificación, siendo el 79% del total. Cifras que, evidentemente, se han traducido en su título liguero, rompiendo la hegemonía impuesta por los equipos de Manchester.

Un equipo que incluso ha sido criticado, aludiendo a que su juego quizás no haya sido el más vistoso, el más poético, ni siquiera el más estético, pero si algo ha mostrado este Chelsea ha sido efectividad, puntuar en estadios complicados, golear al inicio de temporada y encarar la recta final con una ventaja sólida respecto a sus perseguidores que, es cierto, ha convertido en sus partidos horizontes inciertos.

Hasta la fecha, tras 35 jornadas, el Chelsea es el segundo equipo más goleador del torneo, con 69 goles a favor (sólo superado por el Manchester City, con 70), mientras que en el aspecto defensivo también ocupa la segunda posición, con 27 goles encajados en 35 partidos, sólo superado por el Southampton, que ha encajado 26.

Una temporada en la que Mourinho tuvo muy claro cuáles eran las prioridades, y así decidió en verano, cuando reforzó cada línea del terreno de juego con jugadores de primer nivel, como Courtois en la portería, Filipe Luis en defensa, Fàbregas en el centro del campo y Diego Costa (entre otros) en la delantera. Futbolistas comentados que, excepto el lateral brasileño, han rendido a un nivel asombroso, siendo decisivos cada uno en su parcela del terreno de juego.

A los fichajes había sumarle los que ya rendían, los que ya firmaban grandes tardes defendiendo la camiseta londinenses, tales como pesos pesados del vestuario como John Terry o Ivanovic, magos como Eden Hazard u Oscar, y jugadores secundarios que se habían convertido en vitales para el técnico luso, como Matic y Willian.

Estadísticas ligueras que sorprenden, sobre todo en defensa, ya que la parcela defensiva del Chelsea ha sido vital para la gran temporada. Los defensas del equipo han contribuido directamente, y no sólo defensivamente, sino en el apartado ofensivo, ya que han logrado la importante cifra de 18 goles y 15 asistencias, entre todas las competiciones. Y es que sus cifras goleadoras llaman la atención, ya que suman números similares (o superiores en muchos casos) a las delanteras de otros equipos, dejando claro que el rendimiento notable de Diego Costa ha sido complementado con una defensa exprimida y bien manejada para que el título liguero se quede en Stamford Bridge.

Una plantilla competitiva, que había rendido a buen nivel la pasada temporada, pese a quedar en tercera posición, pero siendo semifinalistas de la Champions League. Sólo había que reforzar, maquillar detalles, pedir recambios de buena calidad. Y los resultados han llegado. Este título liguero hace que el Chelsea haya firmado su doblete, sumando Premier League y Capital One.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados