Miscelánea

article title

Amenazas y lesiones fingidas: Surrealismo en el Calcio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZUna mezcla de surrealismo y vergüenza se ha vivido durante la mañana dominical en el fútbol italiano. Un Calcio demasiado acostumbrado al poderío e influencia del sector ultra de las aficiones en los clubes, donde las situaciones estrambóticas en los campos de fútbol se convierten en habituales. El episodio acaecido en el Stadio Arechi de Salerno, antes y durante el derby entre la Salernitana y la Nocerina supone una parte más de una historia en la que cada nuevo capítulo supera siempre lo lógico e imaginable.

Apenas veinte minutos separan las ciudades de Salerno y Nocera Inferiore y, como entre tantas otras ciudades y equipos de la región campana -Napoli, Avellino, Juve Stabia, Benevento- la rivalidad es enconada. En este caso, la rivalidad entre Salernitana y Nocerina fue un paso más allá y convirtió un partido de fútbol de Serie C1 en una absoluta farsa.

El partido, programado para las 12:30h de la mañana, se sumió en la confusión ya antes del pitido inicial. Los jugadores de la Nocerina se negaron a salir del autobús y poner un pie en el estadio primero y a salir de los vestuarios para saltar al terreno de juego después. Estaban amenazados de muerte por los ultras. Pero no los de sus rivales de la Salernitana, sino acogotados por sus propios ultras. La razón, el Prefecto de Salerno  había decidido no permitir el acceso al estadio a los aficionados visitantes de la Nocerina ante el alto riesgo de enfrentamiento entre ultras. Así, el sector más extremo de la afición molossa se acercó al hotel donde estaba hospedado su propio equipo y amenazó a sus jugadores de muerte si jugaban el partido al que no les permitían el acceso.

[VÍDEO | Ultras de la Nocerina amenazan a sus propios jugadores]

Con el ambiente caldeado, el cuestor de la ciudad de Salerno obligó a los jugadores de la Nocerina a saltar al campo y jugar el partido ante el enorme riesgo de incidentes en caso de que no sucediera. Con 41 minutos de retraso comenzó el derby entre Salernitana y Nocerina. Comenzó entonces una farsa surrealista, vergonzosa y humillante para el Calcio.

A los 50 segundos de partido, la Nocerina realizó los tres cambios que permite el reglamento. Sin la posibilidad ya de reemplazar a ningún jugador, comenzó el espectáculo circense. Uno a uno, fueron cayendo al suelo futbolistas de la Nocerina, fingiendo lesiones, ante la estupefacción de los jugadores de la Salernitana, del público y de los espectadores que veían el partido en directo por la RAI. Nunca se había visto nada similar. Remedi, Hottor, Danti, Kostadinovic y finalmente Lepore. Todos se marcharon del campo “lesionados” en menos de 20 minutos. La Nocerina se quedó con solo cinco jugadores además del portero sobre el campo, momento en el que, obligado por el reglamento, el árbitro tuvo que suspender el partido y dárselo por ganado a la Salernitana.

[VÍDEO | Los jugadores de la Nocerina fingiendo lesiones]

Tras el atípico final de partido, un futbolista de cada equipo fue expulsado tras sendos encontronazos entre ambos equipos, después de lo sucedido en los veinte minutos precedentes. Los representantes de la Nocerina se negaban a hacer declaraciones sobre el campo, mientras se tildaba al partido como una de las páginas negras del fútbol italiano. La directiva de la Nocerina ya ha anunciado su dimisión en pleno, mientras los ultras del club salían a la calle a celebrar la suspensión del partido. El equipo, que ya era colista en su grupo de Serie C1, se arriesga a una sanción de hasta 15 puntos. Sin embargo, la remodelación de la categoría aprobada para la próxima temporada provocará que no haya descensos este año. Un capítulo más de tantas historias surrealistas en el Calcio. ¿Qué será lo próximo?

[Sigue toda la actualidad del fútbol italiano en @CalcioSphera]

*Foto: Vocesport.com

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados