Se habla de:

Sevilla

article title

Allez mon Séville!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La vida sonríe al Sevilla. El club de la capital andaluza se está convirtiendo en club modelo por su gestión deportiva. En los últimos 10 años, los de Nervión han logrado adentrarse en la élite del fútbol europeo, dando un giro de 180 grados a su historia. Gran parte de la culpa la tiene su director deportivo, Ramón Rodríguez Verdejo, “Monchi”. Su capacidad para dar con la tecla a la hora de incorporar jugadores de un segundo escalón para convertirlos, también gracias a la dirección técnica, en futbolistas de primer nivel, han otorgado al Sevilla FC un estatus envidiable en el viejo continente.

Dentro de la gestión de Monchi al frente de la dirección deportiva, hay varios hábitos que suelen repetirse a la hora de fichar. La seguridad que te ofrece acertar en temporadas anteriores permiten trabajar con cierta tranquilidad para seguir utilizando unos patrones que han mostrado rendimiento deportivo y económico al club. Uno de estos patrones es la procedencia de los nuevos jugadores. Monchi tiene especial predilección por el mercado francés por diferentes motivos y desde que el Sevilla FC lleva ganando títulos en Europa, se han llegado a incorporar hasta 20 jugadores (contando con Mbia que es camerunés pero tiene la doble nacionalidad) con origen francés o proveniente de la Ligue 1. Desde la temporada 2004/2005, el mercado francés ha estado presente en el Sevilla FC en todas las negociaciones, excepto en la temporada 2009/2010. Pero, ¿por qué?
 

 
El mercado francés es potencialmente un mercado atractivo. La Ligue 1 pertenece al segundo escalafón de ligas europeas y por lo tanto, todo futbolista desea crecer en una liga con mayor repercusión. En Francia, la mezcla de razas, regalan cualidades a los futbolistas uniendo calidad con físico. Los salarios medios son muy mejorables y a la hora de convencer a jugador y representante, es todo más fácil. Además, Monchi domina perfectamente el idioma y mantiene una estrecha relación con varios dirigentes franceses lo que le concede cierta ventaja con respecto al resto de clubes.

Los últimos en llegar han sido Mariano, N’Zonzi, Kakuta y Rami, todos de nacionalidad francesa. Pero antes que ellos, ya estuvieron Escudé, Keita, Squilacci, Kanouté, Konko, Dabo, Kondogbia o los aún integrantes de la plantilla, Gameiro, Trémoulinas o Kolo. Pero además de los franceses, varios han sido los jugadores llegados desde la liga francesa. Es el caso de Makukula (Nantes), Chevantón (Mónaco), Romaric (Le Mans), Spahic (Montpellier) o Krychowiak (Stáde de Reims). En total, el Sevilla FC se ha gastado en los últimos 11 años la cifra de 94,75 millones de € en futbolistas relacionados de alguna manera u otra, con el país galo. Una media de 8,61 millones de € por temporada o visto desde otra perspectiva, unos 4,73 millones de € por jugador fichado.

 

El Sevilla FC a día de hoy, es un club envidiado por su gestión deportiva. Monchi tiene la culpa y es que el león de San Fernando ha encontrado en el mercado francés su propia garantía de éxito. Pero como diría el que fuera guardameta sevillista, C’est la vie, c’est le football.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados