Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

Alieu Darbo, el jugador de las falsas referencias

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¿Se puede fichar por un equipo de fútbol profesional sin ser futbolista? ¿Sin que nunca te hayan visto jugar? ¿Sin que te hagan una sola prueba? Hoy sabemos que sí se puede, gracias a Alieu Darbo.

Nombre desconocido para el público en general, pero no para los numerosos clubes a los que ha visitado con la intención de ser uno más de la plantilla. Con la intención de ser despedido al poco tiempo y recibir una cuantiosa indemnización.

El primero de todos fue el Crotone, quien todavía en Serie B, en 2014, no solo le admitió en su equipo, sino que le ofrecieron un contrato de tres años y le dieron el dorsal número 10. Sus referencias eran espectaculares. Según el informe, procedía de la cantera del Bayern y veía en el club italiano una oportunidad única para crecer dado su excelente trabajo en la cantera. Solicitaban no realizar ninguna prueba para no ‘fastidiar’ al pequeño.

Darbo, con la camiseta con el dorsal ’10’ del Crotone.

Sin embargo, pocos días después, Darbo era nuevo jugador del Landskrona BoIs sueco. ¿La razón? Se quejó de los insultos raciales de los aficionados y rápidamente se desvinculó del club. En Calabria no reconocen la estafa: “El FC Crotone sigue de cerca varios jugadores jóvenes todos los años. El Sr. Alieu Darbo nunca ha estado ligado con nosotros”, declararon a un medio.

También probó suerte en el PAOK griego, entregando una carta de recomendación procedente del Borussia Dortmund. La recibió Zisis Vryzas (exjugador del Celta entre otros), que no se fió y llamó a su amigo Michael Zorc (futbolista con más partidos en la historia del club alemán), quien lo negó todo. Un grupo de ultras del PAOK acudió al hotel en el que se hospedaba Alieu para instarle de abandonar la ciudad inmediatamente.

Darbo, firmando un contrato en Egipto.

Sí picó el Dinamo Zagreb, que le despidió a los cuatro meses dada su escasa calidad futbolística. Luego fichó por el Nybergsund noruego, y más tarde emigró a Egipto, Argelia y Malta, donde estuvo en el último equipo que se le conoce, el Naxxar Lions. Duró un mes hasta su expulsión. El presidente del club desconoce donde se encontrará ahora: “Me dijo que quería ir a Chipre”. ¿Seguirá aumentando su nómina de clubes estafados?

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados