Se habla de:

Colombia

article title

Las claves del triunfo trascendental de Colombia en Quito

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alguna vez, Marcelo Bielsa en una de sus tantas y fructíferas disertaciones afirmó lo siguiente: “Se escucha mucho la pregunta: ¿Ganar o jugar bien? Creo que debería ser una afirmación, jugar bien para ganar, y no una interrogación entre dos opciones”. Pues bien, en dicha frase del entrenador rosarino he encontrado la mejor herramienta para englobar lo que se expondrá a continuación.

Sin duda alguna, la selección colombiana en su duelo ante Bolivia en el Estadio Metropolitano de Barranquilla había superado la prueba de la forma, resultar ganador y sumar las 3 unidades; sin embargo, en cuanto al fondo que es el desarrollo del juego, el examen quedó en deuda debido a una presentación donde primaron las confusiones y el ímpetu fue el que sacó la cara, el que le puso el pecho a las balas, en medio de un partido donde el fútbol se convirtió en un juego de azar, donde se aproximó al área rival apostándole al ‘Como sea’ y donde de identidad ofensiva se percibió lo mínimo. Pero ayer todo fue distinto, ayer el asunto dio un viraje que merece ser destacado. Ayer sí se vio una Colombia que puso argumentos colectivos sólidos para minimizar a su rival, materializando un triunfo justo en Quito y cuyo valor es altísimo teniendo en cuenta que Ecuador representa a un contrincante más que directo en la pugna por el pasaporte al Mundial de la FIFA Rusia 2018.

Un triunfo como el de este martes en el Estadio Atahualpa de Quito es ese que deleita como si fuese la exposición más pura de la culinaria representativa de nuestra cultura. Se valora más porque es una victoria donde es difícil detectar una figura solitaria (Individual) porque el trabajo grupal fue el que se impuso con creces. Y donde el resultado y la manera como se llevó a cabo el juego van de la mano, aferrados y compactos, aprobando el examen y siendo cómplices de un fútbol que permitió un margen amplio a la tranquilidad. Claro, aún queda camino y estas eliminatorias se han caracterizado por lo impredecibles que resultan.

Estableciendo un plano de comparación con respecto a lo revelado en el 1-0 vs Bolivia, José Pékerman se reivindicó en Quito y remedió aquellas decisiones que sembraron escepticismo y una cara poco amable ante su gente en Barranquilla. Ayer, en el Estadio Atahualpa hubo una buena apuesta desde la confección del XI inicial y, afortunadamente para el entrenador, las piezas estuvieron a la altura del contexto y la exigencias ante los dirigidos por Gustavo Quinteros. Algunos detalles que fueron trascendentales desde la elección de la titular fueron:

1) La ubicación y devolución a la titular de Farid Díaz quien posee mayor vocación de marca en la lateral izquierdo.

2) Se evitó improvisaciones en el sector del lateral derecho (sucedió ante Bolivia) y puso al que es, Santiago Arias, quien se mostró firme y recursivo en marca.

3) La inclusión y presencia de Abel Aguilar quien es autor de un extraño caso: A veces, desapercibido en sus clubes. En la selección colombiana brilla a su manera. Durante los 65′ que jugó configuró la teoría. Disciplinado, manejo preciso de los tiempos y, de paso, astuto en la fabricación de faltas para darle oxígeno a sus compañeros y mermar el poco ímpetu de Ecuador. Una de esas faltas derivó en la expulsión de Luis Alberto Caicedo. En mi podio está, sí o sí.

4) El sacrificio de Edwin Cardona junto al personaje enunciado en el numeral anterior (Abel Aguilar) evitaron el habitual potencial de Ecuador atacando por los flancos. Ambos firmaron la obediencia táctica que en compañía de Carlos Sánchez generó un mediocampo infranqueable y llevó al rival a producir en una zona donde le cuesta (Juego interior). En su función habitual, la ofensiva, el jugador del Monterrey también aportó pases que revelaron las grietas defensivas del rival, tal es el caso de la segunda anotación.

A propósito de Edwin Cardona, ha causado curiosidad leer y escuchar tanto comentario de asombro basado en lo realizado ayer vs Ecuador en Quito. Y lo más peculiar es que han tratado este tema como novedad o una apuesta revolucionaria de José Pékerman.

Lo cierto del caso es que no es la primera vez que esto sucede con Edwin Cardona. Ya hace un par de años que ha ejecutado la doble función y ha llevado cabalmente el rol. Lo hizo en ambas Copa América y en algunos juegos de la eliminatoria. Por ejemplo: En 2015 vs Argentina en la Copa América realizada en Chile (De lo poco rescatable en aquella floja participación), en 2016 en el juego inaugural de la Copa América Centenario vs USA; inclusive, contra el propio Ecuador en Barranquilla (En esta eliminatoria) se encargó de escalonar la marca y/o doblarla eficientemente por el costado izquierdo que aquella tarde también custodió Farid Díaz. Lo de ayer fue una elección basada en antecedentes y sí que fue correcta;

5) La participación de Miguel Borja fue punto a favor en la elección de José Pékerman. El ariete del Palmeiras no se casó con la idea de un ‘9’ fijado solo al contexto de definidor. Tuvo movilidad, se tiró a los extremos y fabricó arrastrando marca y con pases determinantes, como ocurrió con su vistosa asistencia de ‘tres dedos’.

Lo anterior junto a otros aportes individuales (Yerry Mina, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez, etc), algunos ya habituales, llevaron a que Colombia mostrara una exposición intachable de equipo. Todo resultó siendo proporcional a la exigencia y una vez más vimos una de las mejores actuaciones de Colombia precisamente ante la selección ecuatoriana, porque desde mi punto de vista el partido más destacado de local de Colombia en la eliminatoria fue el 3-1 vs Ecuador y el partido más destacado de visitante de Colombia en la eliminatoria fue este 0-2 vs Ecuador. Repetición de dosis táctica y estratégica, de orden y eficacia.

Y sí, ya vieron, se asentó la afirmación que se manifestó al principio de Marcelo Bielsa. Ahora todo adquirió sentido.

El dato: Antes del par de fechas vs Bolivia y Ecuador, Colombia estaba fuera de la zona de clasificación directa al Mundial de la FIFA Rusia 2018; inclusive, marginada de la opción del repechaje. Hoy escolta a Brasil. Ocupa la 2da posición con 24 unidades.

Lo que le falta a Colombia por disputar: Venezuela (Visitante), Brasil (Local), Paraguay (Local) y Perú (Visitante). Hagan sus apuestas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados