Levante

article title

Con más Alegría

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A pesar del estado de felicidad del aficionado granota, no empezó con buen pie el curso. La lesión en pretemporada de Roger, máximo goleador durante la campaña anterior, provocó que se añadiera un apéndice en la hoja de ruta de incorporaciones para la punta del ataque y sembrase alguna duda entre la hinchada sobre las posibilidades para lograr la permanencia. La llegada en la operación de Camarasa de Alex Alegría resultaba insuficiente para abarcar un temporada ilusionante y exigente a partes iguales.

Los fichajes de Boateng y de Nano Mesa, aún por valorar por su escasa participación, dejaba al ex bético como única alternativa para el inicio de la Liga en la delantera azulgrana. Y las sensaciones que ha transmitido hasta ahora, parecen ser el único debate futbolístico real entre los aficionados azulgranas.

Sus casi 190 centímetros de altura le han convertido en un recurso útil para Muñiz. Saques de puerta focalizados en su capacidad de prolongar o de habilitar a un compañero de cara (54% de duelos aéreos ganados en 5 jornadas disputadas) son ya una seña de identidad dentro de un equipo que ha dado un paso más en su intención de mandar y crear a partir del balón. Da un respiro y ayuda a crear superioridades en situaciones de pelotas divididas. Y nadie le recriminará el esfuerzo y la buena fe en aportar ese trabajo para un equipo que tiene como destino sufrir a pesar del buen momento actual.

Alegría en la reciente visita al Bernabéu

El problema nace en que todo ese trabajo fuera del área merma su producción dentro de ella, donde todos esperamos que sea donde realmente brille. No sólo los números están en su contra en este sentido (4 disparos en 5 partidos donde dos fueron taponados, 1 se marchó fuera y sólo 1 fue entre palos) sino que han sido muchos los ataques que han echado en falta su presencia para finalizar, como si la ayuda fuera del área requiriese ese peaje que empieza a desesperar a parte de la afición levantinista.

Es común que los equipos tenga delanteros que habiliten y desgasten a los defensas rivales y que un recambio remate esa faena. Hasta ahora la aportación goleadora de la segunda línea (sin olvidar que 5 de los 8 goles han venido de acciones a balón parado) equilibra el poco peso de Alegría dentro del área pero se detecta que Muñiz no ha acabado de afinar la zona de finalización: sin recambios naturales en forma, hemos visto a Ivi, Morales y hasta a Samu García como referencias más adelantadas, esta última en una función totalmente alejada de lo que se espera de un atacante y más centrado en ‘ensuciar‘ la salida rival (buen ejemplo el derby de hace un par de semanas). El buen juego y las sensaciones que desprende el equipo en este inicio no serán permanentes, habrá momentos de duda que un rematador puede desatacar, ahora queda que se confirme quien ocupará ese rol en el Levante, si alguno de los delanteros disponibles dará el paso al frente o si habrá que esperar a la vuelta de Roger.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados