Fútbol alemán

article title

Alemania, los pequeños llaman a la puerta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El año ha sido dulce, muy dulce en los labios teutones: la absoluta se consagra campeona del mundo por cuarta vez, la absoluta femenina la Copa Algarve, y los pequeños, los jovencitos de Alemania ganan el campeonato Europeo sub-19. El 2014 laurea al fútbol alemán y a sus “Mannschaften”.

En el país de los Götze, los Schweinsteiger, los Lahm, los Kroos, en ese país que se consagra como el mejor equipo del mundo en Brasil, ya hay precoces futbolistas pidiendo turno. Y no es de extrañar, con Löw como seleccionador las cifras de (jóvenes) debutantes han sido sino astronómicas, exponenciales. Piden la vez y mientras se ocupan de ganar títulos. ¿Qué otra carta de presentación sería mejor?

Algunas de las canteras más prestigiosas del país germano estaban representadas en Hungría durante el torneo, academias de fútbol como la del Werder Bremen o el Schalke 04. Un total de dieciocho jugadores a las ordenes de Marcus Sorg se encaminaron a Hungría en verano y derrotaron a Bulgaria (0-3) y Ucrania (2-0) y empataron con Serbia (2-2). Fueron primeros de grupo y tras ganarle con contundencia a Austria (4-0), se enfrentaron a Portugal en una final ganada por el mismo resultado por el cual la absoluta le ganaba a Argentina en Brasil (0-1). Aquí encontramos a las joyas de la corona alemana. Las que se pulen con mimo, los diamantes que se limpian y cuyas aristas se suavizan, se modelan a los jóvenes en ese proceso tan alemán, tan estricto de excelencia y seriedad en un ambiente de chicos, adolescentes si se prefiere, que al fin y al cabo tienen sólo diecinueve años o menos.

Entre todos ellos los hay que ya han probado el sabor de la Bundesliga, como Julian Brandt jugador del Bayer Leverkusen: extremo derecho, escorado a la banda y con explosividad pero con poca capacidad de sacrificio en la defensa colectiva sólo tiene dieciocho años y una vida entera para aprender a pulir sus defectos. Otro que ya disfruta de un puesto en el primer equipo es Marc Stendera, mediapunta del Eintracht Frankfurt que a su vez puede posicionarse como mediocentro o incluso como delantero principal, con irregularidad en sus primeros partidos que va solventando a base de brillantez.. Le sigue el central Marc-Oliver Kempf, que hoy por hoy es una pieza asidua sino clave en la zaga del SC Freiburg. Luego encontramos a auténticos diamantes en bruto como Davie Selke, un delantero polivalente que alterna los partidos del filial del Werder Bremen con los del primer equipo. Selke fue el pichichi del torneo con 6 anotaciones, todo un depredador del área.

En 2.Bundesliga topamos con Niklas Stark, un joven central de 19 años de edad ante que actualmente juega para el Nürnberg, Niklas se caracteriza por ser rápido en la decisión de atajar aunque no tiene una salida de balón limpia y sus pases necesitan de técnica. Fabian Holthaus, otro central que milita en la segunda división, se alterna entre el primer y segundo equipo del VfL Bochum, aunque no dispone de los minutos suficientes como para luchar por un puesto en el primer equipo. Viviendo el ascenso de tercera a segunda división el mismo verano hay un joven criado por el VfB Stuttgart pero que acabó fichando por el ambicioso proyecto del RB Leipzig, hablamos de Joshua Kimmich, un mediocentro de corte defensivo que actúa de pivote.

En 3.Liga está el solitario portero Oliver Schnitzler, que a pesar de tener ficha con el VfR Aalen de tercera división, juega como portero indiscutible con su filial.

Ya lejos de las divisiones de honor encontramos clubes como el Hertha BSC Berlin, que fue el equipo que más futbolistas aportó a la lista de Sorg con 3: el guardameta Marius Gersbeck -con contrato profesional a pesar de jugar con el filial-, el central Anthony Syhre -formado anteriormente en el TSV 1860 München-, y el anotador del gol de la final, el mediapunta Hany Mukhtar que tras no disponer de minutos en el club de la capital alemana espera buscar un equipo nuevo.

Tras el Hertha, los equipos que más han aportado a esta escuadra son el Schalke 04 con dos futbolistas: Marvin Friedrich, central polivalente que maneja ambas piernas, y Pascal Itter, un lateral derecho que no tiene miedo a adentrarse en el medio del campo educado en las categorías inferiores del Paderborn. Con otros dos jugadores se apunta al carro el TSG 1899 Hoffenheim, de su academía salen Benjamin Trümner y Kevin Akpoguma, el primero es un extremo izquierdo que conduce la pelota muy pegado a la banda y el segundo un central con trazas de lateral. El tercer equipo en discordia es el Leverkusen, que además de Julian Brandt también aportó a Levin Öztunali, un centrocampista que bajo contrato professional es titular indiscutible en le filial de las aspirinas.

Ya en último puesto, otros dos clubes alemanes aportan un único joven futbolista a la plantilla que ganó en Hungría la Eurocopa U19. El VfL Wolfsburg tiene en su cantera al delantero Sebastian Stolze, un ariete que ve su posición de segunda punta cómoda para sus aptitudes. El último de los jugadores alemanes es el futbolista del VfB Stuttgart, Felix Lohkemper también delantero, un 9 de área y de remate potente que hace las delicias cuando se incorpora desde el banquillo.

Estos son los dieciocho jugadores que empiezan a llamar a la puerta de Joachim Löw, que pretenden seguir ascendiendo, como ya lo hicieran en su momento jugadores de la talla de los gemelos Bender o del actual campeón del mundo Ron-Robert Zieler. Lo que está claro, es que en Alemania se toman muy en serio la formación de pequeños ganadores del mundo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados