Se habla de:

Die Mannschaft

article title

Lluvia de ocasiones, una grata sorpresa y un 9

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alemania dependía de sí misma para acabar líder del Grupo C. Joachim Löw preparó el encuentro como si se jugase la clasificación, aunque realmente la tenía conseguida. Pero no es lo mismo acabar como primero, que como tercero. Por su parte, Irlanda del Norte debería quemar todas sus opciones para lograr una gesta enorme para la pequeña nación británica.

Die Mannschaft saldría al terreno de juego con dos novedades en su once inicial. Mario Gómez desplazaría a Götze a la banda y éste, a Draxler al banquillo. Alemania jugaría con un delantero centro nato ante Irlanda del Norte. Además, Höwedes se quedaría sin jugar dejando su lugar a Joshua Kimmich, un polivalente futbolista que siendo mediocentro ha jugado esta temporada como central en el Bayern y acabará jugando su primera Eurocopa como lateral derecho. Mientas tanto, en las gradas, el ‘Will Grigg’s on fire’ se apoderaba del Parque de los Príncipes.

 

 

El partido comenzaría con una Alemania muy superior a su rival. Los germanos se convirtieron en una máquina de generar ocasiones que acabarían despejadas por un acertadísimo McGovern, o bien repelidas por alguno de los palos. Thomas Müller fue el jugador que más veces se topó con ambas opciones. El futbolista del Bayern pisó más área que en ningún partido anterior con Alemania en esta EURO, pero no terminó de estar acertado de cara a gol, algo extraño en el singular jugador bávaro. Alemania jugaba fácil ante un rival que no presionaba y que permitía de manera asequible las constantes llegadas de los teutones. Kroos, Khedira y sobre todo Mesut Özil conectaban una y otra vez con un Mario Gómez que ejercía a la perfección su función de hombre más adelantado.

El delantero del Besiktas realizó un encuentro fantástico. Juego de espaldas, fijación de la defensa contraria, paredes con sus compañeros y en todo momento, sensación de peligro. Tanto fue así que todas estas características las puso en práctica en el gol alemán. Özil filtaría uno de sus numeras asistencias -ha completado el 98% de pases acertados en todo el partido- a Gómez, que de espaldas, conectaría con una pared con Thomas Müller para acabar perforando la portería rival. Al descanso, el 0-1 parecía demasiado corto para el acoso de los de Joachim Löw a la selección norirlandesa.

 

Tras la reanudación, Alemania saltaría al campo con la necesidad de estar más acertado en los últimos metros que en la primera mitad . Löw se desesperaba en la banda viendo como sus futbolistas jugaban mejor que nunca y fallaban más que siempre. La superioridad de Alemania se generaba en las bandas. Ahí, Hector y sobre todo Kimmich volvían locos a sus parejas y centraban una y otra vez buscando al compañero más alto. Joachim Löw acertó con el joven futbolista del Bayern en el lateral diestro. Con dominio del esférico, Kimmich fue un hombre más de ataque. Siempre en terreno rival, era capaz de llegar a línea de fondo para centrar, o de asociarse con los interiores creando superioridad numérica en la frontal del área. Su partido ha sido un verdadero espectáculo. Una grata sorpresa que despeja dudas en una de las zonas más débiles de la selección alemana.

Si en la primera mitad era Müller el que más ocasiones dispuso, en la segunda sería Götze el jugador que más veces se encontró con McGovern, el fantástico portero norirlandés. Hasta que Löw decidió rotar su banquillo, siendo Mario el primero de los 3 cambios. Joachim empezaría a pensar en los octavos de final cambiando a Khedira y Boateng, dos apercibidos que abandonaron el terreno de juego tras haber realizado un gran partido. Entraría Schweinsteiger en escena, el futbolista que con el de hoy, se convierte en el alemán con más participaciones -15- en la historia de las Eurocopas.

El ritmo del partido bajó considerablemente. Alemania ya no generaría tantas ocasiones, e Irlanda del Norte se veía incapaz de hacer sudar a Manuel Neuer, que cerraría una fase de grupos sin haber encajado un solo gol. Y así, finalizó el encuentro. Die Mannschaft líder del Grupo C y a la espera de rival. Los de O’Neill como terceros y a la espera de saber si estarán o no en siguiente ronda. La fase de grupos ya es historia para ambos.

 

PUNTUACIONES

IRLANDA DEL NORTE (4-4-2): McGovern (7) – Hughes (4), Cathacart (6), McAuley (5), J. Evans (5) – C. Evans (4), Davis (6), Norwood (5), Ward (6) – Dallas (4), Washington (5). Sustituciones: Lafferty (5), Magennis (5), McGinn (S.C)

ALEMANIA (4-2-3-1): Neuer (6) – Kimmich (8), Boateng (7), Hummels (6), Hector (7) – Khedira (6), Kroos (7) – Müller (7), Özil (8), Götze (6) – Mario Gómez (8). Sustituciones: Schürrle (5), Schweinsteiger (5), Höwedes (S.C)

 

Descarga AQUÍ la #GuíaSphera de la EURO 2016 

portada

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados