Alavés

article title

Alavés 3-1 Celta: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sin nada en juego más allá de tratar de dejar un positivo regusto final a una campaña más que notable en ambos bandos, y plagados sus onces de jugadores menos habituales, Alavés y Celta medían en Mendizorroza sus respectivas fuerzas como equipos revelación en la competición doméstica del KO y en el segundo gran torneo continental, respectivamente. Sin embargo, el choque iba a quedar pronto desequilibrado por la escasa actitud competitiva y el anodino juego por parte del conjunto celeste.

Un error grosero de Marcelo Díaz, que por poco se cae al suelo tratando de controlar un balón fácil del portero debutante Villar, iba a propiciar el robo y la sutil definición en solitario de Manu García para poner el 1-0 en el 5′ de partido y evidenciar que los vigueses, después del esfuerzo sin premio de Old Trafford, estaban tocados anímicamente, pese a jugar con una alineación totalmente alternativa. Feddal en el 18′, con un cabezazo sin marca tras un córner, y Deyverson en el 37′, con un buen remate al primer toque después de un centro atrás por parte de un Vigaray sin oposición defensiva, iban a sentenciar el encuentro y hacer sangre en la herida del Celta en apenas 45 minutos.

Ambos equipos salieron de vestuarios tras el descanso conscientes de que lo mejor que podían hacer era esperar el silbatazo final. Los vitorianos ya pensaban en la final de Copa ante el Barça y en evitar lesionados; y los vigueses, en pasar rápido el mal trago, regresar a casa sin mayores sobresaltos y evitando, en la medida de lo posible, una goleada todavía más sonrojante. Aunque Berizzo introdujo entonces al único hombre que tenía ganas de jugar y gustar: Iago Aspas.

El de Moaña fue el único, ayudado por la nueva cara que le dieron al equipo Jonny y Tucu Hernández, que le puso salsa al segundo tiempo con dos ocasiones muy claras pasada la hora de juego, y con un penalti transformado en el 77′ con el que el Celta recortó distancias, y con el que el delantero gallego alcanzó los 18 goles en Liga y se distanció de Aduriz y Morata en su búsqueda por confirmarse como el máximo goleador nacional del campeonato. Y de paso, se encargó de maquillar el resultado y el pésimo partido grupal de su equipo.

LO MEJOR: El Alavés volvió a demostrar en casa su buena forma, su profundidad de plantilla y su conexión con una grada que despidió a lo grande una gran temporada junto a su equipo. En dos semanas, la histórica cita de la final de Copa del Rey será un hecho, y tanto los jugadores, como los aficionados han demostrado estar tan ilusionados como preparados para ponerle el título muy caro a todo un FC Barcelona.

LO PEOR: El Celta salió despistado y sin actitud competitiva de primer nivel al césped de Vitoria, con la cabeza todavía presente en Mánchester, y quién sabe si también en el mismo Mendizorroza que volvía a pisar después de ser eliminado por en Copa del Rey, también ante el Alavés y también en semifinales. Lo pagó caro y dejó una triste imagen.

JUGADOR SPHERA (MVP): Manu García

NOTAS (de aplicación en ligas de Futmondo)

Alavés: Pacheco (7); Vigaray (7), Alexis (6), Feddal (8), Theo Hernández (6); Dani Torres (6), Manu García (8); Toquero (6), Sobrino (6), Katai (7); Deyverson (7).

Sustitutos: Édgar Méndez (5), Romero (s.c.), Marcos Llorente (s.c.).

Celta: Iván Villar (4); Roncaglia (5), Sergi Gómez (5), Fontàs (4), Planas (4); Marcelo Díaz (4), Jozabed (5), Wass (5); Bongonda (4), Beauvue (5), Sisto (6).

Sustitutos: Tucu Hernández (6), Aspas (7), Jonny (6).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados