article title

Ahuyentar las maldiciones a base de goles

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Christian DÍEZ – En este arranque de 2013/2014, el Arsenal se ha descubierto como uno de los grandes nombres propios del viejo continente. Líder indiscutible en la tabla clasificatoria de la Premier League con cinco puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el Chelsea, los gunners también lideran su grupo en Champions, el llamado ‘de la muerte’, junto al Nápoles, ambos con nueve puntos en su casillero.

Uno de los grandes nombres propios de este Arsenal es el joven galés Aaron Ramsey. Las lesiones de Cazorla y Arteta en el arranque de temporada le dieron la oportunidad de tomar las riendas del centro del campo de los gunners junto a la otra gran esperanza de Wenger, Jack Wilshere. Ambos ofrecieron un gran rendimiento, cubriendo bien la ausencia de los dos españoles, como nos relató el propio Santi Cazorla en la entrevista que tuvimos con él allá por el mes de septiembre. Su llegada desde segunda línea le ha dado al Arsenal un plus de acierto en ataque, circunstancia que bien reflejan sus números. El ídolo galés suma 11 tantos en 17 partidos en este arranque de 2013/2014, los mismos que consiguió en las últimas cuatro temporadas con el Arsenal en 140 partidos disputados. Un estado de forma y de ánimo que imploran a este Arsenal a soñar con todo, pudiendo romper así  con una sequía de títulos que ahoga a Wenger desde 2005, cuando consiguiera el último trofeo que luce en las vitrinas del Emirates, la FA Cup.

Los goles de Ramsey han servido además para romper con la leyenda negra que comenzó a aflorar con su maldición, según la cual cada vez que marcaba el galés fallecía algún personaje célebre. La prensa sensacionalista británica dio rienda suelta a su imaginación con esta desdicha, la misma que Ramsey se ha encargado de borrar a base de goles y más goles.

Además, Ramsey ha superado su mala racha con las lesiones. Estas lastraron el rendimiento de joven británico en los últimos años, sobre todo tras su grave lesión en febrero de 2010 frente al Stoke. Un joven Ramsey, con apenas 19 años sufrió una tremenda entrada por parte de Ryan Shawcross que le causó una doble fractura de tibia y peroné (nueves meses de ausencia). Situación que alimentó los malos augurios sobre su futuro, pero el galés se ha encargado de poner tierra de por medio disfrutando sobre el césped, como está demostrando esta temporada.

Ramsey se ha ganado esa confianza de la que no ha disfrutado años atrás. Ha ahuyentado los malos augurios, ha esquivado las lesiones y ha encajado de pleno en el ideario de buen fútbol de Wenger. El galés ha robado el protagonismo que debía ser de otros. Su nuevo despertar alumbra el camino de un Arsenal que lucha por todo.

[Sigue la actualidad del Arsenal en @ArsenalSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados