El Scouting

article title

Adrien Silva, en el lugar correcto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada 2015-2016 de la Liga NOS será recordada, entre otras cosas, por la explosión de mediocampistas portugueses: los João Mário, Renato Sanches, William Carvalho, entre otroshan cuajado temporadas muy destacadas que los colocan como punto central del mercado de verano en Europa. Adrien Silva, tal vez por su edad, no se encuentra en ese grupo selecto, pero el capitán del Sporting no lo necesita, él está donde debe estar.

Adrien nació en Angoulême, Francia (la tierra de su madre) hace 27 años, entró en la academia del Sporting Clube a los 13 años y debutó con el conjunto leonino en el año 2007. Tuvo un paso por Israel, con el Maccabi Haifa (durante 6 meses en el año 2010) y logró establecerse en Académica, en un préstamo de casi dos años (inicios de 2011- finales 2012). Su ficha siempre fue de Sporting y cuando Adrien regresó ya estaba listo para asumir un papel fundamental en la generación de juego sportinguista.

Como volante de creación, gran parte del juego de los leones esta temporada pasa por sus botines, trabajando como enlace entre la primera línea de volantes y los delanteros. Adrien también posee una pegada excelsa, que le ha permitido marcar 8 goles en la actual campaña (7 en Liga NOS y 1 en la Taça de Portugal) y ha realizado 5 asistencias en un total de 2.787 minutos disputados. En Liga NOS, cada vez que Silva ha marcado o dado una asistencia su equipo termina llevándose los tres puntos. Un dato no menor, teniendo en cuenta que supo marcarle a equipos de la parte de arriba de la tabla, como Braga y Benfica.

A pesar de su más reciente convocatoria para los amistosos ante Bulgaria y Bélgica, con la selección de Portugal ha disputado solo 5 encuentros (todos bajo el mando de Fernando Santos) en una posición en la que abundan jugadores (incluyendo al ex capitán del Sporting, João Moutinho, que se encuentra lesionado). Su participación en la Eurocopa de este verano dependerá de que tenga un gran final de campaña con el Sporting y que sirva, además, para que los lisboetas interrumpan una racha de más de una década sin títulos ligueros.

Por ahora, el futuro de Adrien luce verdiblanco. El pasado mes de febrero renovó hasta 2020 con el club de sus amores, y su clausula de rescisión pasó de 40 a 45 millones de euros. Todo un blindaje que hará que el interés de muchos clubes pase a jugadores algo más jóvenes. Además el nombre de Silva debe ser piedra angular para el proyecto de Jorge Jesus en las venideras campañas. Adrien está donde debe estar…

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados