Fútbol inglés

article title

Adebayo Akinfenwa: cuando el físico marca la diferencia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Estar en forma es casi una obligación para el ser humano, todavía más tratándose de deportistas. Mantener la forma física, y exponerla a un buen estado, es la pieza clave para que un futbolista sea capaz de ofrecer su mejor versión, ofrecer su máximo rendimiento y, en consecuencia, que los resultados sean lo más positivo posible.

Sin embargo, existen casos polarizados, para bien o para mal. Existen jugadores fuera de forma, que estéticamente ya demuestran que no entran en los cánones deportivos óptimos para disputar fútbol de primer nivel competitivo. Pero también jugadores que están en forma, quizás demasiado, incluso llevando a la duda cuando se les ve sobre un terreno de juego.

Famoso es el caso del delantero inglés (también nacionalidad nigeriana) Adebayo Akinfenwa, quien se ha convertido en una auténtica celebridad en el fútbol inglés, sin ni siquiera jugar en la élite, por su estética y por su desmesurado físico, que lejos queda de los cánones habituales del mundo del fútbol. Akinfenwa milita en la cuarta categoría profesional del fútbol inglés, en la League Two, donde desempeña su función deportiva en las filas del AFC Wimbledon. A sus 33 años, es una estrella en el país debido a su físico, ya que es conocido muchas veces como “el futbolista más fuerte del mundo”.

A simple primera vista puede confundir, ya que muchos aseguran que sufre sobrepeso (de más), pero sin embargo es todo lo contrario. El bueno de Adebayo Akinfenwa, a parte de su trabajo como futbolista, dedica su tiempo al mundo del culturismo, y es por ello que cuenta con un físico a la altura de muy pocos, y así destaca siempre que disputa un partido de fútbol.

Su historial profesional no es corto, ni mucho menos. En la actualidad milita en el Wimbledon, pero anteriormente ha militado en un total de 13 equipos diferentes, entre otros Swansea o Milwall, y en hasta 3 países diferentes. Cabe destacar la odisea que vivió durante la temporada 2003/04, cuando llegó a militar en hasta 5 equipos diferentes en un mismo año.

Adebayo Akinfenwa vivía en escalones mediáticos de la sombra deportiva, hasta que el pasado verano el Wimbledon disputó un amistoso de pretemporada contra el Chelsea de Jose Mourinho. Aquel encuentro fue visto por una audiencia mayor a la que puede promover el humilde AFC Wimbledon y fue cuando muchos conocieron, por primera vez, al ya carismático delantero del físico notable. Pero no quedaría ahí, ya que frente al Liverpool, en una de las primeras rondas de FA Cup, el imponente delantero conseguiría marcar a los Reds en el encuentro disputado en Kingsmeadow. Como él mismo confesaría después, es aficionado del Liverpool, y además tuvo el gran placer de conseguir aquella noche la camiseta de la leyenda Steven Gerrard.

Evidentemente, su físico, a parte de no pasar desapercibido, es su gran punto fuerte durante los partidos. Sobrepasando los 100 kilos de peso y una altura de 1,80 metros, es una pesadilla para los defensas rivales que, ante un futbolista así, en ocasiones no saben cómo encarar la situación. Pruebas físicas realizadas le comparan al físico que puede adoptar un jugador profesional de rugby, lo que deja clara la gran potencia física que tiene. Apodado ‘la Bestia‘, Akinfenwa ha llegado a confesar que “La gente decía que era muy grande para jugar fútbol. 100 goles más tarde les digo que no lo soy. No hay limitaciones para lo que puedes hacer“. El físico es su gran punto fuerte, y entre sus cifras goleadoras destacan más de 90 goles de cabeza, dejando claro que marca la diferencia por sí solo.

En los últimos años, gracias a un mayor poder mediático, ha lanzado incluso su propia línea de ropa, conocida como “Beast Mode“, que hace referencia a un estilo de vida y de mentalidad que él mismo reconoce, cuando aspira a superar todas las barreras que se le presenten.

Adebayo Akinfenwa, seguramente, el futbolista más mediático del fútbol inglés fuera de la Premier League.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados