Ciclismo

article title

Adam Hansen, el triunfo de la perseverancia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Adam Hansen es uno de esos hombres que honora un deporte como el ciclismo con su actitud sobre la bicicleta. En la carretera, un ciclista inteligente, combativo, que nunca se da por vencido, todoterreno y trabajador. Fuera, una persona afable, divertida y capaz de ganarse a los aficionados con cosas como su sesión de fotos haciéndose el muerto en la pretemporada de Lotto o cogiendo una cerveza de los aficionados en pleno ascenso a Alpe D’Huez.

Por si fuera poco, Adam Hansen ha disputado y finalizado las últimas diez grandes vueltas de manera consecutiva. Es decir, Vuelta, Giro y Tour sin descanso desde la ronda española de 2011. Y también gana. El de Lotto venció la bonita etapa de Pescara en el Giro 2013, tras una gran fuga en solitario. Y también solo triunfó hoy en Cangas de Morrazo, en la antepenúltima etapa de la Vuelta a España.

El recorrido, de nuevo en las Rias Baixas -esta vez protagonista la de Vigo- presentaba una dificultad sobre el papel antes de llegar a meta, con el ascenso por las nada despreciables rampas de Monte Faro. Sin embargo, tras ser neutralizada la fuga del día, formada por Poels, Mangel y Ligthart, pasó poco. Nada entre los favoritos, pese al ritmo que volvió a marcar Sky y las pocas oportunidades que quedan para asaltar el liderato de Contador.

Nada más arrancar el ascenso, atacó el bravo kazajo Alexey Lutsenko, que hizo camino por delante del pelotón. De hecho, coronó en cabeza en solitario y aumentó la ventaja en el descenso frente a un pelotón que conducía Samuel Sánchez y donde cayó de manera aparatosa Dario Cataldo. El kazajo fue luego neutralizado mientras el equipo Giant, con Degenkolb en plena forma superando el puerto sin problemas, quemaba sus naves.

Y leyendo a la perfección la carrera y la delicada situación del Giant, Adam Hansen atacó en un duro repecho a unos cuatro kilómetros de meta. La desorganización en la persecución y la perseverancia del australiano le permitió conseguir un magnífico triunfo de etapa.

En la general, sin cambios antes de la decisiva etapa de mañana en las durísimas rampas de Ancares en su vertiente de Pan do Zarco: casi 13 kilómetros a una pendiente media del 8,7% y máxima del 18%. Antes, enlazado, se superará el Alto de Folgueiras de Aigas, casi 10 kilómetros al 6,7% de media. La Vuelta en juego.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados