Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Aciertos y decepciones del mercado de verano en la Premier League

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Quizás sea demasiado pronto para empezar a juzgar inversiones, pero los aficionados ya empiezan a hacer cábalas y a poner las notas sobre las inversiones realizadas en el mercado de verano. En muchos casos, la adaptación ha podido ser clave para el rendimiento, en otros, el esquema no ha sido el oportuno para poner en práctica su mejor fútbol. Sea como fuere, aquí dejamos los aciertos y decepciones por el momento en la Premier League.

Empezando por el Arsenal, un gran acierto la contratación a última hora de Skhodran Mustafi, los gunners ya tienen una sólida pareja de centrales con Koscielny y el internacional alemán. En la otra cara de la moneda, Granit Xhaka, que aun no ha conseguido hacer valer su peso en el equipo y que ha visto como Coquelin y Elneny han robado protagonismo en el medio centro que se presuponía para el talentoso suizo que todavía no ha justificado los 45M€ invertidos en él.

También en el Bournemouth una cara y una cruz, la cara es para Jack Wilshere, perfectamente adaptado al esquema de Eddie Howe por delante de dos mediocentros y titular indiscutible con los cherries. Los 2M€ invertidos en la cesión del centrocampista de Stevenage están más que amortizados en esta primera mitad de temporada. Jordon Ibe costó al Bournemouth 18M€ y de momento ha mostrado muy poco en esta primera vuelta de la Premier League. Comenzó la temporada de titular, y oportunidades no le faltaron, pero su nula trascendencia en muchos minutos de los encuentros le llevó al banquillo desde donde apenas ha vuelto a aportar. 140 minutos de juego entre los meses de noviembre y diciembre.

Decepcionante temporada de Ibe en el sur | Getty

En el Burnley todo es felicidad, con uno de los presupuestos más limitados de la categoría han sabido moverse bien y acertar en sus fichajes. Tanto Jeff Hendrick, como Gudmunsson o Defour han sabido adaptarse a las exigencias de Sean Dyche y llevar al Burnley, de momento, a una cómoda posición lejos del descenso.

Otro que lo está bordando es el Chelsea de Antonio Conte. En su primera aventura como entrenador lejos de Italia, ha sabido reponerse a su irregular inicio y dar el líderato al Chelsea practicando un buen fútbol con una pegada implacable. Sus fichajes también destacan, un acierto la vuelta de David Luiz, la llegada de Alonso para el carril zurdo, y sobre todo la de N’Golo Kanté, que insufla energía partido tras partido a un Chelsea que va directo a por la Premier League. Como no todo es perfecto, en la contra tenemos a Michy Batshuayi, practicamente en el ostracismo desde su llegada y que ni siquiera con la baja de Costa es el elegido por Conte para la punta del ataque. De momento, ruinosa inversión de 40M€ en el joven delantero belga.

Una de las revelaciones de esta temporada, y fichaje del año en Goodison Park es Idrissa Gana Gueye. El centrocampista senegalés ha sido un soplo de fuerza y viento fresco para un medio del campo acomodado de varias temporadas atrás. El ex del Aston Villa ha justificado su inversión de 9M€ y es uno de los fijos de Koeman, que lo ha alineado en todos los partidos de Premier League salvo en el descalabro de su equipo en Stamford Bridge, porque estaba sancionado.

Las alegrías del Leicester se tornan en preocupación. Los fichajes realizados en verano no cumplen con su cometido y tendrá que ser la vieja guardia la que salve al equipo de la peligrosa situación en la que se encuentra. El ‘sustituto‘ de Kanté, Nampalys Mendy ha estado lesionado hasta noviembre. Musa ha sido un revulsivo desde el banquillo que ha sido infrautilizado por Ranieri, Kaputska juega con el segundo equipo. En definitiva, 73M€ y muy pocos réditos salvo los seis goles que lleva marcados Slimani, que ahora se va a la Copa de África.

Un mal mercado de fichajes en Leicester | Getty

En la orilla red del río Mersey todo es felicidad hasta la fecha. El buen rendimiento que está sacando Klopp a un equipo más limitado que lo que dice la clasificación, está llenando de orgullo a la afición de Anfield. Los buenos movimientos de Klopp convenciendo a Klavan y a Matip a muy bajo coste, y la incorporación diferencial de Sadio Mané desde St. Mary’s han sido todo un acierto para el Liverpool que buscará pelear la Premier League en estos meses.

Guardiola volvió a demostrar que lo suyo no es lo de fichar, algo tenía que hacer mal. Nolito y Sané sin demasiados minutos. Claudio Bravo dejando partido tras partido más dudas sobre su adaptación a la Premier League, John Stones siendo el central irregular que ya vimos en Goodison Park, en total una inversión de más de 200M€ en la que solo Gündogan antes de su lesión pareció estar a la altura de lo que demanda jugar en el Manchester City.

En la otra parte de Manchester, Mourinho también ha tenido problemas con sus nuevas piezas. Mkhytarian sufrió en sus primeros meses en Inglaterra pero ahora parece despuntar y ser fijo para el preparador portugués, al igual que Pogba, que a pesar de ser titular indiscutible desde el inicio sufrió un par de meses con la Premier League hasta que Mourinho le sacó del doble pívote y lo adelantó unos metros. El que no deja dudas a pesar de su edad es Zlatan Ibrahimovic, máximo realizador del equipo de los red devils con 18 goles en todas las competiciones.

En el Tottenham, siguen sin encontrar un delantero que ayude a Harry Kane en la labor de hacer goles. Este año, Vincent Janssen está negado con la portería rival y ya se empiezan a escuchar rumores de su vuelta a la Eredivisie. Tampoco lo está haciendo nada bien Moussa Sissoko tras su excepcional Eurocopa y que parece recordar que sigue jugando en Newcastle-upon-Tyne. Por el contrario, Victor Wanyama se ha erigido en uno de los mejores mediocentros de la Premier y junto a Dier ofrecen una salida rápida para el ataque de los Spurs.

Sissoko frente a Janssen, hoy son compañeros… de banquillo en White Hart Lane | Getty

En Southampton tras la espantada de todas las temporadas, Nathan Redmond está cuajando una gran primera mitad de año. Puel le ha alejado de la banda donde destacó en Norwich y lo ha centrado en la punta del ataque donde se está destapando su olfato goleador. En Stoke-on-Trent ya deben de empezar a encargar una estatua para Joe Allen, el ‘solo‘ se encargó de corregir el pésimo inicio de temporada y con sus goles y juego situar al Stoke lejos del descenso. ‘The Welsh Xavi‘ sigue dando muestras de madurez en cada partido y asume más responsabilidades, más o menos lo que esperaban en Liverpool hace unos años cuando llegó de Swansea.

Precisamente a Swansea llegó uno de los mejores goleadores de La Liga, Borja Bastón abandonaba el Atlético tras no tener sitio con Gameiro y Torres, y en Swansea se frotaban las manos, pero no, Bastón no ha gozado de la confianza de Guidolin primero, y Bradley después y solo ha podido marcar un gol en los once ratos que ha estado sobre el césped de los estadios de la Premier League.

Capítulo aparte para el esperpento mercado del West Ham. Masuaku, Arbeloa, Calleri, Zaza, Ayew, Feghouli, y así hasta el infinito. Resultado paupérrimo el cosechado por Bilic de estos jugadores, a muchos de ellos ya se les busca salida, Calleri y Zaza deben estar ya lejos del Estadio de Londres, y Feghouli y Ayew hacen las maletas para irse a África. Masuaku sigue con sus problemas de rodilla y a Arbeloa le está quitando el puesto en mediocentro defensivo reconvertido a lateral derecho.

Estos son, los que a día de hoy considero como los mejores fichajes del pasado verano, en junio oportunidad de reválida para el resto de entrar en la lista de fichajes del año. De momento, ellos son los destacados.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados