Motociclismo

article title

#ABoxCerrado GP de Misano- Márquez golpea y el campeonato se iguala

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuando la última bandera a cuadros cae y el último box cierra en un circuito, es hora de reflexionar. Qué ocurrió, cómo ocurrió, qué se hizo bien y qué hay que mejorar para el futuro.

El fin de semana del Gran Premio de San Marino comenzaba con un enorme vacío para la legión de rossistas que llevaban meses planeando ir al circuito de los circuitos para Valentino. Sin embargo, la lesión de tibia y peroné del italiano días antes hacía que se perdiera uno de los fines de semana más emocionantes para él y su afición. Esto no haría que se dejara de respirar el amarillo en las gradas y el enorme vacío en la pista italiana.

En lo que a la carrera de MotoGP concierne, parecía que un italiano con una montura italiana era el encargado de ganar en Misano. Una doble victoria para Italia que venía a convertirse en la primera batalla ganada para Danilo Petrucci a lomos de una Ducati. Sin embargo, el factor Marc Márquez rodando en segunda posición debería haber alertado al joven de lo que podría ocurrir. Así sería, la última vuelta decidiría una carrera en complicadas condiciones de mojado donde Márquez se impondría a Petrucci y a otra Ducati en la clasificación general, ocupando la primera plaza de este por delante de Dovizioso.

Sin embargo, Petrucci no sería el único destronado, ni el peor parado. Jorge Lorenzo que comenzaría la carrera haciéndose cargo de la primera posición se iría al suelo cuando confiaba que fuese su día y volver a saborear la victoria en un fondo rojo Ducati. Jorge acumulaba una serie de buenas experiencias con su moto de resplandeciente rojo en los primeros compases de carrera, sin embargo, de las segundas mitades no guarda tantas buenas sensaciones. Sin duda, a día de hoy la asignatura pendiente de Jorge que independientemente de los números está avanzando mucho en la conducción de la bestia roja. No es sencillo tras tanto tiempo adaptado al remanso de paz de la YZR-M1 de Yamaha. En lo que a modo de pilotaje la luna y el sol, lo cual hace meritoria dicha transición.

Para el que la lluvia era el peor escenario para navegar en busca de un asiento para la lucha por un título que ya parece escapársele es Dani Pedrosa. El español de HRC finalizaría de decimocuarto de diecisiete, un resultado bastante nefasto que puede haber sido debido al bajo peso del piloto que tiene serias dificultades a la hora de deformar la carcasa del neumático y conseguir una buena adherencia a una pista que ya de por sí destaca por su falta de ésta.

Otro que comenzaba el fin de semana con muchas ganas y en carrera parecía desinflarse ante las implacables Ducatis era Maverick Viñales que partía en primera posición y como favorito a la lucha por la victoria. Sin embargo, su mala salida y la gran superioridad de las motocicletas españolas relegarían al español a una aceptable cuarta plaza en un fin de semana tan difícil y con tantas caídas.

Aunque si para alguien fue la jornada del domingo –además de para el ganador- sería para la fábrica de Borgo Panigale que colocaría cuatro de sus piezas entre los diez primeros puestos, un gran triunfo y más siendo el GP de San Marino. Ducati crece a pasaos de gigante y cada vez lo hace con mejores pilotos, algo que queda patente en vista a la temporada 2017.

Una victoria más a espaldas de Marc Márquez aprietan más las tuercas de la igualdad esta temporada 2017 igualándose a puntos con Dovizioso que finalizaría tercero. Ambos guardan una distancia de 16 puntos con Viñales y 42 con Rossi. A día de hoy todo es posible: Márquez puede acumular un título más; Dovizioso puede devolver la gloria a Ducati; Viñales poner broche de oro a su tercera temporada y Valentino Rossi –aún con bastantes pocas posibilidades- hacerse con su décimo ansiado mundial.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados