Se habla de:

Champions League

article title

El Camp Nou, abonado a la heróica para sobrevivir en Europa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Diferente escenario, idéntica representación, similar resultado y, quizá lo más importante y frustrante para el conjunto culé, sensaciones parecidas. La ida de los Cuartos de Final de la Champions League levantaba el telón anoche con un partido estelar, la visita del Barcelona a la Juventus de Turin, la ‘Vecchia Signora’, un histórico del fútbol europeo que viene dominando la competición doméstica en las últimas temporadas sin éxito en Europa, frente a un Barça probablemente saciado de gloria.

Luis Enrique se enfrentaba de inicio a la complicada tarea de sustituir al sancionado Busquets. Finalmente fue Mascherano quien ocupó plaza en el mediocampo, mientras Mathieu encontraba hueco en la defensa, en detrimento de un cada vez más desaparecido Jordi Alba. La apuesta del entrenador asturiano, lejos de funcionar, naufragó. Y es que a los 20 minutos, Paulo Dybala ya se había encargado de colocar una distancia de dos goles en el marcador. Lo preocupante, sin embargo, no era lo que reflejaba el luminoso, sino las alarmantes sensaciones que desprendía el juego de los barcelonistas.

Como el propio entrenador reconocía a la finalización del encuentro, la primera parte del encuentro en Turín aparentaba ser la tercera de lo vivido en París. Un equipo carente de intensidad, o desde luego, muy por debajo de la que mostraba su rival. Desdibujado, descolocado, sin alma ni orgullo.

Trató de rectificar el Barça y también Luis Enrique en la segunda parte. Mathieu se quedó en el banquillo, dando entrada a André Gomes y volviendo al 4-3-3 como dibujo. El intento llegó tarde, muy tarde. La balanza se niveló, descendió la vulnerabilidad defensiva blaugrana e incluso el gol estuvo cerca, en un remate de Luis Suárez que Buffon se encargó de desviar para mantener imbatida su portería una noche más. Los calificativos para el veterano guardameta italiano se agotan. Antes, Chiellini se había encargado de aumentar la diferencia, anotando al lanzamiento de un córner en el que la pasividad del sistema defensivo azulgrana quedó nuevamente en evidencia.

Y así, explorando espacios vulnerables que no aparecían en la firme retaguardia italiana se consumó una nueva tragedia Europea blaugrana. Fue así como la ‘Vecchia Signora’, cuyo objetivo primordial se encaminaba a mantener su portería imbatida, logró encarrilar la eliminatoria con el añadido de cumplir su propósito inicial.

No es sencillo comprender los motivos que pueden desembocar en la repetición de una debacle tan similar en un plazo inferior a dos meses. Tropezar en los mismos errores ya cometidos en Febrero cuando parecía que el equipo había superado el bache y encontrado de nuevo su identidad y su juego.

La eliminatoria no ha finalizado. El Camp Nou volverá a engalanarse en apenas una semana esperanzado, sin perder la fe en un equipo que ya demostró hace escasas semanas que ‘Lo imposible’ es alcanzable. El objetivo es complicado, el resultado a remontar incluso menor, la gesta se antoja inaccesible… Pero nada es imposible. Y el Camp Nou se abona a la heróica para conseguir sobrevivir en la máxima competición europea, una vez más.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR