Fútbol femenino

article title

Abby Wambach, gol retirado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El año futbolístico ha concluido con la despedida de la máxima goleadora en la historia de este deporte a nivel de selecciones, Abby Wambach. Esta neoyorkina de 35 años ha sido campeona universitaria, mundial y olímpica e incluso tiene algún título a nivel de clubes en la siempre peculiar estructura del fútbol norteamericano.

Tras una carrera plagada de éxitos a nivel individual y colectivo Wambach dejó el fútbol jugando para el equipo que le dio casi toda su fama, la selección nacional de Estados Unidos, pero no fue la despedida soñada porque su equipo perdió 1-0 ante China sufriendo su primera derrota como local en más de once años tras acumular 104 partidos consecutivos sin perder en casa.

Universidad

El fútbol femenino está fuertemente implantado en las universidades estadounidenses y Abby Wambach hizo historia con los Florida Gators de la Universidad de Florida, con sede en la ciudad de Gainsville. Con Wambach como principal estrella los Gators jugaron sus dos únicas Final Four en el primer y último año con ella en el equipo ganando el título nacional en 1998 y perdiendo ante Santa Clara en una doble prórroga en las semifinales de 2001.

Los datos oficiales de Wambach, según la propia universidad, se elevan hasta 96 goles, récord vigente de la institución, y 50 asistencias.

Clubes

Wambach nunca salió de su país para jugar al fútbol y sufrió todos los avatares de las ligas profesionales estadounidenses. Nada más acabar la universidad fue elegida en el draft de la WUSA (Women’s United Soccer Association) como número dos, por detrás de Danielle Stanton, por Washington Freedom, equipo al que llevaría a ser subcampeón en 2002 y al título en 2003 marcando los dos goles de su equipo ante Atlanta Beat en una final con prórroga.

Los problemas económicos condenaron a la WUSA a la desaparición y hubo que esperar un lustro para ver otra liga profesional femenina, la WPS (Women’s Professional Soccer) donde Wambach siguió jugando para Washington Freedom metiéndose dos años en playoffs (2009 y 2010). En 2011 los Freedom se trasladaron a Boca Ratón, Florida, y se rebautizaron como Magic Jack y mantuvieron el nivel de años anteriores ganando un partido de playoffs. La WPS también cerró pero esta vez su liga sucesora, la NWSL (National Women’s Soccer League), ya estaba en marcha en 2013. Wambach jugó dos temporadas en la nueva liga con Western New York Flash con un subcampeonato en 2013, la ausencia de playoffs en 2014 y renunciado a participar en 2015 para centrarse en la selección.

Selección nacional

Wambach debutó como internacional en un amistoso el 9 de septiembre de 2001 con victoria ante Alemania por 4-1 aunque ella poco pudo aportar porque salió al campo en los últimos quince minutos. Su primer gol llegó en el partido siguiente, otro amistoso esta vez ante Finlandia en abril de 2002 donde inauguró el marcador que acabó siendo 3-0.

Wambach jugó al menos un partido cada año durante quince años hasta totalizar 256 partidos y 184 goles (con ocho hat tricks) consiguiendo su récord personal en un amistoso en octubre de 2004 ante Irlanda que Estados Unidos ganó por 5-0 con los cinco goles de Wambach.

Sus goles le han permitido ganar todos los títulos, dos oros olímpicos, un Mundial, tres campeonatos de la CONCACAF (2002, 2006 y 2014) y ocho Algarve Cup, el torneo amistoso más prestigioso del fútbol femenino.

Sus números en finales son de quince partidos disputados (dos olímpicas, dos mundiales, dos de la CONCACAF y nueve de la Algarve Cup), con trece victorias, dos empates que acabaron con derrota en penaltis (ante Alemania en la Algarve Cup de 2006 y ante Japón en la final mundial de 2011) y gol en seis finales diferentes, la final olímpica de 2004, la final mundial de 2011, la final de la CONCACAF 2014 (cuatro goles ante Costa Rica) y las finales de la Copa Algarve de 2004 (hat trick ante Noruega), 2008 y 2010.

Wambach forma parte de una generación única en la historia del fútbol, la ganadora de la Triple Corona, que en el caso de Estados Unidos se logró con el oro olímpico (2012), el campeonato de la CONCACAF (2014) y el título mundial (2015).

Juegos Olímpicos

Wambach participó en dos Juegos Olímpicos, Atenas 2004 y Londres 2012. En Beijing 2008 no pudo estar por una grave lesión ante Brasil en un amistoso cinco semanas antes de la cita olímpica. La participación olímpica de Wambach fue perfecta con once partidos (siempre como titular), once victorias y nueve goles repartidos en nueve partidos diferentes, así que solo se quedó sin anotar en dos, la semifinal de 2004 ante Alemania y la final de 2012 ante Japón.

Mundial

Abby Wambach es, con 25 partidos, la segunda jugadora con más presencias en el Mundial tras su compatriota Kristine Lilly que llegó a 30. Es decir que jugó todos los partidos posibles en cuatro ediciones consecutivas, 2003, 2007, 2011 y 2015. Además marcó 14 goles en total (como Birgit Prinz y solo por detrás de los 15 tantos de Marta) y es una de las seis jugadoras capaz de marcar en cuatro ediciones diferentes.

Wambach marcó al menos un gol en 128 partidos internacionales diferentes y Estados Unidos solo sufrió dos derrotas cuando Wambach anotó, una de ellas en el Mundial, en la fase de grupos de 2011 por 2-1 ante Suecia y la otra en el célebre amistoso ante Dinamarca en noviembre de 2004 (el último visitante que venció en Estados Unidos hasta que llegó China a amargar la despedida a Wambach).

Premios

Wambach estuvo cuatro años consecutivos en el podio del Balón de Oro, algo logrado por otras tres jugadoras, Mia Hamm, Birgit Prinz (dos veces) y la brasileña Marta que ha estado once años consecutivos en el podio (2004-2014). En 2012 gracias, sobre todo, al oro olímpico de su país Wambach se llevó el Balón de Oro y devolvió el premio a Estados Unidos diez años después de la elección de Mia Hamm, por entonces compañera de Wambach en Washington Freedom.

En el Mundial también ha conseguido galardones como la Bota de Plata en 2007 (Marta la superó por un gol) y el Balón de Plata en 2011 (por detrás de Homare Sawa, la estrella de la campeona, Japón). Wambach es la única que ha acabado en segunda plaza de ambos galardones.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados