Baloncesto

article title

A los pies de Luka

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ya no hay palabras para describir tanto talento conjunto en un jugador. Lo mejor de todo es que sabemos que todavía le queda cuerda para mucho rato, algo que agradeceremos todos los seguidores del baloncesto. Luka Doncic está preparado para su explosión.

¿Cómo un jugador tan joven tiene talento acumulado en su cuerpo? Eso es lo que muchos aficionados se preguntan cada vez que lo ven jugar. Y es que nunca, pero nunca, habíamos visto semejante elegancia convertida en un jugador y el Real Madrid lo ha conseguido. Bienvenidos a la era de Luka Doncic, el niño que se convirtió en un monstruo en su deporte.

Él mismo ha sido autor y creador de su espectacular crecimiento. Tanto amor por el baloncesto y tanto trabajo detrás han hecho sus frutos y gran parte de la culpa lo tiene el Real Madrid y su apuesta por él. Cada entrenador que ha tenido Doncic durante su etapa en Pozuelo de Alarcón (lugar de las instalaciones deportivas de baloncesto) le ha curtido de buena manera.

El Real Madrid se lo llevó porque sabía de su potencial. Para haceros una idea, cuando jugaba en el Union Olimpia de su Ljubljana en un torneo en Roma, hizo la friolera de 54 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias en la final. Me diréis porque media Euroliga estaba como loca por conseguirlo.

Lo que no sabían era el impacto que podría provocar Doncic. Desde que llegó en el 2012, todos los que han pasado por sus manos han ido mejorando aspectos de su juego como el bote, el tiro, pero sobretodo la creatividad y visión de juego. Lo habían convertido en un jugador multiusos, su altura (2’01m) no solo le permite ser base, puede ser un cuatro abierto. Puede aportar en casi todas las posiciones de la pista, y eso pocos lo pueden hacen.

Y cuando llegó, su formación continuaba su camino cuesta arriba y sin frenos. Espectaculares números en casi todos los partidos de liga, torneos de categorías inferiores y torneos de selecciones autonómicas que participaba. Era un abuso, imparable, y era un incansable de la canasta. Estudiar y entrenar, entrenar y estudiar, y así durante sus años. Su pensamiento era el de ser el mejor ya desde joven.

Y en 2015, llegó su oportunidad. Entró en el primer equipo del Real Madrid (merecidamente) con 16 años. Nadie en la historia del club había entrado tan joven, y eso es porque se lo ha currado. Todo el trabajo anterior tenía su primera consecución, llegar a jugar con los mejores. Sabía que no iba a tener incidencia directa en el juego, pero poco a poco se iba haciendo un hueco.

En 2015 fue su debut, en 2016 ya conseguía tener más minutos y demostrar que podía estar entre los mejores. Se debe hacer mención a Pablo Laso y con mucho merecimiento. Ha tenido el pensamiento y la confianza de poner a Luka en los momentos calientes o finales de partidos ajustados. Su relación es perfecta, sabe del futuro del chico, y sabe que puede romper. Pero una duda entró su cabeza: ¿Dónde lo coloco en pista?

Recordemos que Doncic, como he mencionado anteriormente, puede jugar donde le plazca, pero su posición ha sido siempre base. Un jugador tan joven con una cabeza privilegiada, para muchos entrenadores, no puede ser titular a la primera. Con el paso de los partidos y de los equipos que ha jugado, ha ido cogiendo más visión y creatividad y Laso sabía que era una apuesta arriesgada.

Y le salió bien. Ahora Doncic es el jugador que lleva la batuta del juego blanco (por desgracia de la lesión de Sergio Llull, que pena para nuestro deporte). Pero en parte, vemos la explosión del chico esloveno. Ya nos maravilló en su primer Eurobasket (y de que manera) espectáculo tras espectáculo de partido. Y es un chico de 18 años ¡18!

Lo tiene todo: tiro exterior, visión de juego, creatividad, capacidad penetradora, fuerza, ganas y actitud. Además de un descaro nunca visto con un chaval, eso muy pocos lo tienen. No sé si habrá nacido para esto, pero que jugador. Seas del equipo que seas, hay que disfrutar de Luka Doncic. Lo último que ha hecho el martes pasado contra Milán (27 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias y 41 de valoración), con solo esa edad, es algo que nos debemos frotar los ojos para verlo. Ver para creer.

Disfrutad de lo que queda de Doncic en Europa, el gigante NBA va a ir a por él en nada.

¡A tus pies Luka! Con trabajo te has erigido como Príncipe del Baloncesto y con fuerza y descaro te puedes convertir en Rey.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados