Polideportivo

article title

A 57 años de la muerte de Alfonso de Portago

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fernando ARRECHEAEl pasado lunes 12 de mayo se cumplieron 57 años de la trágica muerte en la prueba de las Mille Miglia de Alfonso de Portago. Uno de los más grandes deportistas de nuestra historia.

Alfonso Antonio Vicente Blas Ángel Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Creighton Carvajal y Are, XVII Marqués de Portago, Marqués de Moratalla, XIII Conde de Mejorada, Conde de Pernía y Duque de Alagón, Grande de España. Simplemente "Fon" Portago para sus amigos, nació en Londres en 1928 en el seno de una familia noble y riquísima (descendientes del conquistador Cabeza de Vaca, con propiedades en España, Francia, Inglaterra, EEUU). Fon de Portago fue un "niño bien" con la vida resuelta desde la cuna y huérfano de padre desde los 12 años, se consagró a la "dolce vita" y a los deportes.

Los practicó casi todos (polo, pelota vasca, golf, natación, esgrima, boxeo, esquí, skeleton…), aunque en los que más destacó fueron: la hípica (campeón amateur de Francia entre 1950 y 1952, corrió dos veces el Grand National), la aviación deportiva (se le retiró en Palm Beach la licencia por cruzar bajo un puente de ferrocarril por una apuesta), el automovilismo (Fórmula 1, GT y sport, piloto de Ferrari) y el bobsleigh.

En bobsleigh fue el creador y financiador del equipo olímpico español que compitió en Cortina d´Ampezzo 1956. En bobs a dos (junto a su primo Vicente Sartorius) fueron cuartos rozando el bronce.

Un año más tarde Portago y Luis Muñoz lograron el bronce en el Mundial de Bobsleigh disputado en Saint Moritz (única medalla española en un Mundial de esta modalidad a día de hoy), desgraciadamente todo acabaría unos meses más tarde. El 12 de mayo de 1957 en el transcurso de la carrera automovilística de las Mille Miglia Fon Portago, su copiloto y amigo Nelson y 9 espectadores (5 de ellos niños) murieron en un terrible accidente.

El Ferrari 335S número 531 se estrelló contra un murete a más de 200 km/h tras explotar un neumático o romperse la suspensión (nunca se supo con certeza) y, tras salir despedido, Portago fue seccionado por la mitad por un cable eléctrico…
Su funeral en Madrid fue ampliamente cubierto por la prensa de sociedad ("rosa" diríamos hoy) pues dos viudas le lloraron (su esposa Caroll McDaniel y su amante Linda Chistian) , además había tenido un hijo con la 'top model' Dorian Leigh.

Alfonso de Portago vivió al límite y murió joven. Durante muchos años ha sido una figura incómoda por varias razones y el olvido cayó sobre él y su legado. En los últimos años estamos logrando reivindicarle. Fue un pionero.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados