Se habla de:

Tenis

article title

87 horas con ‘Fedal’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Vamos camino de terminar marzo y la temporada tenística tiene un nombre propio: Roger Federer. Queda por saber lo que pasará de aquí a que acabe el año en el O2 de Londres, pero es difícil que alguien le pueda quitar el protagonismo al suizo. Tras seis meses fuera de las pistas, por lesión, el de Basilea ha vuelto con más fuerza que nunca. Tres torneos, un título de Grand Slam y otro de Masters 1000. Su único ‘pero’, la sorprendente derrota ante Donskoy en la segunda ronda de Dubái.

En estos casi tres meses de temporada se han vivido dos nuevos capítulos de un enfrentamiento que llevaba año y medio en la nevera: Federer – Nadal, Nadal – Federer, Fedal. Los dos nuevos choques de 2017 (la final del Open de Australia y la cuarta ronda de Indian Wells) sólo han tenido en común la pista dura. Diferente ronda, dos puntas opuestas del mundo y un marcador y desarrollo como la noche y el día.

En Melbourne, Federer necesitó 218 minutos (tres horas y 38 minutos) para levantar su 18ª Major tras cinco sets de batalla. En Indian Wells, sin embargo, el suizo fue un auténtico ciclón y despachó al balear en apenas 68 minutos concediendo cinco juegos.

Si analizamos los ya 36 partidos jugados entre ambos, de los 18 partidos más cortos (de 59’ hasta 2h y 3’), Federer se llevó la victoria en ocho (44%) y Nadal en 10 (66%). En los 18 partidos más largos (de 2h y 11’ hasta las 5h y 5’), Federer apenas ha triunfado en cuatro (22%) mientras que Nadal ha triunfado en 14 (78%).

Por superficies, en los 18 partidos más cortos entre suizo y español, Nadal domina en tierra (4-2) y hay empate en pista dura (6-6). Sin embargo, en los 18 partidos más largos, Nadal no tiene rival en tierra (0-9), domina en dura (4-2) y Federer sólo gana en hierba (las tres finales de Wimbledon, 2-1 para el suizo). Precisamente en Londres, Federer ganó los dos partidos más “cortos” (2h 58’ y 3h 45’) y perdió el más largo (4h 48’).

Leer más: La medicina de Federer

Cuando el partido se ha decidido en el quinto set, pese a que la idea general es que Nadal aumenta exponencialmente sus posibilidades de ganar, las estadísticas demuestran que existe una tremenda igualdad. Entre ambos tenistas, han jugado un quinto set en siete ocasiones (entre los nueve partidos más largos que han jugado). De los siete encuentros, tres fueron victorias de Federer (Miami 2005, Wimbledon 2007 y Melbourne 2017) y cuatro para Nadal (Roma 2006, Wimbledon 2008, Melbourne 2009, y Melbourne 2012).

Con los datos sobre la mesa se confirma lo normalmente aceptado: cuanto más se alargue un partido disminuyen las opciones de Federer y aumentan las de Nadal. Incluso en un partido relámpago, el español tiene más opciones que el suizo. Sin embargo, el tenis nos demuestra cada semana que el ranking sólo sirve para colocar a los jugadores. Que las estadísticas están para romperlas. Por eso Roger le ha ganado tres veces seguidas a Rafa por primera vez 12 años después de su primer partido. Por eso el suizo ha vencido en un mes al español en un partido de más de tres horas y media y en otro de apenas una hora.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies