Se habla de:

EURO 2016

article title

Cinco razones por las que Portugal debe ganar esta EURO

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Portugal ha llegado hasta aquí sin ganar durante los 90 minutos reglamentarios pero no por puro azar. Los lusos tienen ante sí una ocasión inmejorable para plantarse en la final y allí, competir como han demostrado saber hacer. Pese a no haber ganado -y tampoco perdido-, razones para pensar en levantar el título en París no le faltan.

1.- Fondo de armario

Si algo ha mostrado Fernando Santos es que tiene recursos suficientes en su convocatoria para cambiar dos o tres piezas de su alineación en cada partido sin que el equipo se resienta. Es más, Portugal siempre está saliendo reforzada con las modificaciones nominativas y tácticas de su técnico que tendrá que volver a ingeniárselas para, al menos, encontrar el sustituto ideal para el sancionado William Carvalho en el duelo de semifinales ante Gales con Danilo Pereira como relevo natural. Más allá de ahí, el combinado luso cuenta con un arma añadida que ha sabido explotar mejor que nadie: los revulsivos. Tanto Renato Sanches, cuando ha salido desde el banquillo, como sobre todo Ricardo Quaresma han sido dos futbolistas con capacidad para agitar a sus compañeros y al rival y decantar las fuerzas a favor de Portugal en los duelos igualados saliendo como suplentes.

2.- Capacidad individual

Es evidente que Portugal, si supera el cruce ante Gales y se planta en la final ante Francia o Alemania, tiene a priori menos nivel coral e individual en sus futbolistas que ha demostrado aspirar a superar a través del empaque que Fernando Santos ha inyectado a su equipo y de un Pepe convertido en el gran jefe indio de la selección lusa en cuanto a fase defensiva se refiere. Sin embargo, los Cristiano Ronaldo, Nani, André Gomes o, incluso, el ya citado Renato Sanches acumulan talento suficiente en sus botas como para, prácticamente por sí mismos, encontrar la jugada que desbloquee el marcador a su favor o les invite a pensar en una remontada si comienzan perdiendo. Dotes que, sin perder su idea global, tienen que explotar. Especialmente ante Gales a la que superan por bastante en cuanto a calidad de sus nombres.

3.- Cristiano Ronaldo

Ninguna otra selección de las 24 que comenzaron la EURO 2016 puede presumir de tener a todo un Balón de Oro en sus finales. Ya no digamos a un futbolista que lo ha ganado en tres ocasiones y, quién sabe, si está en camino del cuarto. Hasta el momento, el astro del Real Madrid sólo ha podido marcar en el decisivo partido contra Hungría pero su temible figura puede y debe hacer acto de presencia para decidir partidos en cualquier momento. Su capacidad de remate es devastadora y su libertad es total para moverse por todo el frente del ataque en busca del espacio o del envío que le permite afrontar el arco rival. Un jugador legendario como él y ante una oportunidad histórica no va a despedirse de Francia sin aparecer con todo su arsenal al menos otra vez. Sus compañeros deben saber buscarle a cada momento porque lo encontrarán. Y si lo hacen, Portugal no tiene techo.

4.- Amplitud táctica

Ninguna otra selección de las que quedan vivas en la Eurocopa ha puesto sobre la mesa un catálogo táctico tan amplio como el empleado con sabiduría por Fernando Santos. Portugal ha jugado a muchas cosas en muchos momentos diversos, incluso dentro del mismo partido, según requiriese la situación. Tiene aptitudes para ejercer el control conservador en medio campo, para replegar y salir con electricidad al contraataque, maneja el juego por alto y es peligrosa en cada balón parado, puede desbordar y cargar el área por banda a través de los laterales, sabe ejercer marcas al hombre puntuales -como Adrien Silva ante Modric- y también puede adelantar su defensa y con un bloque más alto, empujar a los rivales hacia su propio campo mediante empujones enérgicos en conducción o toque posicional, es capaz también de dominar sin llevar la iniciativa… En definitiva, cuenta con muchos recursos para cambiar sobre la marcha según lo necesita y eso es, sin duda, una virtud que gana títulos.

5.- La fortuna y el momento

Doce años después de haber alcanzado la final y perderla en la EURO en la que ejerció como anfitrión, Portugal tiene ante sí la ocasión de resarcirse representada por el eterno Ricardo Carvalho y por Cristiano Ronaldo, los únicos futbolistas que ya estaban entonces en la selección de entre los que aspiran a repetir escenario. Aquella gran generación portuguesa con Figo y Rui Costa a la cabeza bordeó muchas veces la ocasión de alzar un trofeo pero se retiró sin conseguirlo y ahora, la selección que comanda una estrella superior como Cristiano Ronaldo no está dispuesta a dejar pasar la oportunidad. Además, la fortuna parece estar esta vez sí de su lado. Portugal no ha ganado todavía ningún encuentro durante los noventa minutos, sin embargo, a base de inteligencia táctica, fe y de una resistencia y una entereza superior a la de sus rivales en los momentos clave ha llegado hasta aquí. Y ahora sólo quiere mirar hacia adelante. Un partido más y la Eurocopa será, por fin, suya. Es su momento.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados