Se habla de:

La Liga

article title

6 equipos españoles que descendieron por sorpresa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Uno de los protagonistas de esta temporada pero en el lado negativo está siendo el Valencia. El equipo ché estaba diseñado para ocupar las plazas europeas, pero puede darse por satisfecho si mantiene la categoría. No es la primera vez que en La Liga otros equipos decepcionan, y aunque se espera de ellos una gran temporada acaban descendiendo a Segunda División. Estos fueron los casos más notorios de los últimos años:

Atlético de Madrid 1999/2000

Sin duda puede tratarse del caso más sorprendente. Pocas temporadas atrás el Atlético de Madrid había sorprendido a todos consiguiendo un histórico doblete. En esta temporada iba a sorprender nuevamente, pero esta vez para mal, desciendo a Segunda con un equipo que tenía objetivos mayores. La temporada ya no empezó bien con una derrota en casa frente al Rayo. Curiosamente una leve mejoría llegaría con una histórica victoria por 1-3 en el Bernabeu, pero fue flor de un día y los malos resultados del equipo duraron toda la temporada. Ranieri había comenzado la temporada y sería sustituido por Antic, el héroe del doblete. Pero esto no serviría de nada, y el equipo acabaría descendiendo 66 años después a Segunda, tras un empate en el Carlos Tartiere frente al Oviedo. Cabe señalar los problemas extradeportivos que sufría el equipo, relacionados con el dueño del club Jesús Gil. Por último hay que recordar que a pesar de descender, el Atlético jugó la final de Copa, que perdió con aquel famoso gol de Tamudo frente a Toni.

Celta de Vigo 2003-2004 y 2006/2007

El histórico “Euro Celta” llegó a su culmen futbolístico cuando se clasificó para la Champions League. Al años siguiente las cosas ya empezaron mal con un empate frente a un recién ascendido como el Murcia. El equipo quizás no fue reforzado lo suficiente para encarar tres competiciones, y aunque en Champions consiguió llegar a octavos tras una histórica victoria en San Siro frente al Milan, en Liga se iban desinflando cada vez más. Lotina fue destituido en la jornada 21, y llegó Antic, que al igual que en el Atlético no pudo obrar el milagro. En las últimas 8 jornadas quedó al frente un hombre de la casa, Moncho Carnero, que no pudo resucitar un equipo muerto, que descendía tras una victoria de un imparable Espanyol frente al Murcia en la última jornada, aunque el Celta ni siquiera pudo ganar su partido. Se acababa así la etapa de un equipo que había maravillado al fútbol español. Unas temporadas después, tras un breve periplo por Segunda, el Celta con Fernando Vázquez en el banquillo, y un joven David Silva como estrella, fue el equipo revelación de la temporada, clasificándose para Uefa aún siendo un recién ascendido. Esto le acabaría pasando factura la temporada siguiente, donde ya sin su estrella, acabaría repitiendo errores del pasado. En Uefa no llegó muy lejos y La Liga se le volvió a complicar. Vázquez fue sustituido por Stoichkov, que acabó peleando la salvación hasta la última jornada, pero como el resto de equipos no pincharon, acabó de nuevo en Segunda, esta vez para pasar muchos años hasta volver a una Primera División, donde ahora definitivamente se ha asentado.

Real Zaragoza 2007-2008

Algo parecido a lo del Celta de Fernando Vázquez le ocurrió al Zaragoza de Víctor Fernández. El técnico que llevó a la gloria a principio de los 90 al equipo maño había vuelto al equipo de sus amores, brindando una gran temporada donde el equipo se clasificó para la Uefa. Al año siguiente se realizó un ambicioso proyecto con la espereza de que el equipo creciera aún más, con fichajes como el de Ricardo Oliveira. Como siempre en estos casos el comienzo no fue muy halagüeño. Una derrota frente a un recién ascendido Murcia, que meses después los acompañaría a Segunda División. Ni en Uefa pasaron de primera ronda y hasta cuatro entrenadores se sentaron en el banquillo en esta terrible temporada. Una victoria en la última jornada en el campo del Mallorca les habría servido para salvarse, pero cayeron por 3-2.

Deportivo de la Coruña 2010-2011

En esta temporada el Dépor ya no era aquel equipo que había maravillado al fútbol español y europeo. Aún así era un equipo que no solía pasar apuros para salvarse y pocos podían esperar que acabaría descendiendo esta temporada. A falta de 6 jornadas los herculinos rondaban la mitad de tabla y vencían 2-0 al Racing de Santander, situándose 5 puntos por encima del descenso. Pero los rivales empezaron a ganar y el Dépor a pinchar y llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo, pero sólo un punto por encima del descenso. El fútbol a veces parece que está escrito por un guionista macabro, y esa última jornada fue una demostración de ello. El Valencia, ese equipo que privó al “Super Dépor”, el equipo con el que empezó todo, de aquella histórica Liga. Más tarde sería el rival de los gallegos en su primera Copa. De nuevo se cruzaba en su camino, esta vez para mandarlos a Segunda, en un partido en el que el Dépor, que solo necesitaba empatar, lo intentó de todas las maneras posibles, pero no lo consiguió. A la siguiente temporada ascendería, para de nuevo bajar. A punto estuvo de volver a bajar en las siguientes temporadas y veremos qué ocurre en esta en la que coquetea con la zona del descenso.

Villarreal 2011/2012

El Villarreal era un equipo ya asentado en la Primera División, llegando a ser subcampeón y acariciando una final de Champions. Era considerado uno de los “grandes” de La Liga. La temporada anterior rondó de nuevo una final europea, pero el Oporto de Falcao les pasó por encima en las semifinales de la Europa League. En Liga, una gran temporada los llevó de nuevo a Champions. Mala suerte tuvieron los amarillos cuando quedó encuadrado de la muerte, con Napoli, Bayern y Manchester City. El Villarreal perdió todos sus partidos del grupo. En Liga el equipo estaba por las posiciones bajas, pero sin llegar a caer en la zona del descenso. Los malos resultados llevaron a la destitución de Garrido. Un inexperto Molina intentó revertir la situación sin éxito llegando a emperorar la clasificación. Para intentar salvar a los amarillos el elegido fue Lotina, que venía de ocupar el banquillo en los años del descenso de Celta y Dépor, y a punto estuvo de hacerlo en el del Espanyol. Alimentaría su fama de descender equipos, cuando tras un histórico gol de Tamudo en el último minuto frente al Granada, el Villarreal se iba a Segunda y el Rayo se quedaba en Primera. Por suerte para los amarillos al año siguiente estaban en Primera y con grandes resultados, recuperando su sitio en el fútbol español.

Real Betis 2013/2014

Pepe Mel había llegado al Betis dos temporadas antes, consiguiendo el ascenso de los andaluces a Primera División. Tras una temporada de asentamiento en la élite, el Betis consiguió clasificarse para Uefa demostrando buen juego y sacando jugadores interesantes de la cantera. A la temporada siguiente se esperaban grandes cosas en el Villamarín, llegando a poner en apuros al Real Madrid en la primera jornada en el Bernabeu. Pero la temporada fue un auténtico desastre. El Betis nunca dio sensación de poder salvarse, ocupando casi toda la Liga el último puesto. Pepe Mel sería sustituido por Garrido, que no cuajó en absoluto para la afición y se fue en 5 jornadas. De ahí al final de temporada, un ex jugador verdiblanco como Gabriel Calderón cogió las riendas pero el equipo ya tenía pie y medio en Segunda División. Curiosamente sería Pepe Mel el que devolvería de nuevo al Betis a Primera División. Nuevamente sería destituido, esta vez con mejor resultado ya que el equipo mantuvo la categoría sin apuros.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados