Se habla de:

FC Barcelona

article title

Sergio Busquets y diez más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Barça ya está en semifinales de Copa del Rey, aunque no sin sufrimiento. El partido entre FC Barcelona y Athletic de Bilbao ha dejado un par de pinceladas; primero, que por muy Barça y vigente campeón de todo que seas, si te relajas y no afrontas el partido con intensidad es muy complicado ganar en la élite (véase también el partido de Málaga). Y otra, que existe un equipo CON Sergio Busquets y otro muy distinto SIN el de Badía. Una frase muy cierta y representativa es esa que dice que no te das cuenta de lo importante que es alguien hasta que no está. Tal cual sucede con Busquets.

La primera parte del Barça, especialmente media hora, fue desastrosa. No consiguió una salida limpia de balón, aspecto básico en su juego. Ter Stegen dio ¡45 pases!, más que cualquier jugador rival, síntoma de que algo no funcionó bien. Mérito del Athletic, inteligente y atrevido, que presionó muy arriba e hizo mucho daño al conjunto culé; marcó Williams e incluso pudieron conseguir algún gol más ‘los leones’. Esta pájara, utilizando el argot del ciclismo, puede tener su origen en varias razones: cansancio acumulado, exceso de relajación, una defensa de circunstancias o, para muchos la más importante, la ausencia de Busquets como mediocentro defensivo.

Se podría decir que Pep Guardiola fue su descubridor. Lo tuvo en el filial blaugrana en 3ª división y no dudó en utilizarlo en el primer equipo en la temporada 2008/2009. Su debut se produjo pronto, en el segundo partido de Liga, en el Camp Nou durante un Barcelona-Racing de Santander y como titular. En su temporada de “rookie” disputó 41 partidos y fue titular en la final de Champions y pieza clave del triplete. Para la siguiente campaña se ganó una ficha de la primera plantilla y fue “culpable”, junto con nuestro poderoso amigo don dinero, de la salida de uno de los considerados como mejores centrocampistas del mundo: Yaya Touré.

Han pasado ya varios años, buenos y malos momentos para el barcelonismo, más mejores que peores, ha de decirse. Se ha cuestionado a casi todo el mundo cuando han llegado las vacas flacas, incluso a Messi, sí amigos, hubo gente que cuestionó a Leo Messi… Pero ‘Busi’ ha sido uno de los que menos críticas han recibido.

Indiscutible con Guardiola, Tito Vilanova, Jordi Roura, ‘Tata’ Martino y Luis Enrique. El propio Lucho, ha reconocido que si volviera a nacer le gustaría ser Sergio Busquets, y puntualiza: “Un tipo alto, guapo, que juega bien al fútbol…”. En la selección no ha sido menos, y Vicente del Bosque, allá por 2010, tras el segundo partido del Mundial reconoció: “Si yo fuera jugador me gustaría parecerme a Busquets”. Aquel Campeonato del Mundo no terminó nada mal para España.

En la temporada 2014/2015 el Barcelona haría historia de nuevo por alcanzar otro triplete, hito que posee en exclusiva por el momento. Se recordará como el año de Messi, Neymar y Luis Suárez. Por el adiós de Xavi. Por el año en que Iniesta toma los galones de la capitanía del Barça. Porque se fue el mejor portero de la historia del club, Víctor Valdés, pero Bravo y Ter Stegen estuvieron a la altura. También se recordará por Luis Enrique, por sus peculiares ruedas de prensa e incluso hasta por Kevin Roldán. Pero, para variar, y por desgracia, la mayoría de gente se olvidará de Sergio Busquets.

Aunque su trabajo sí que es reconocido por colegas y rivales, para algunos la importancia de Sergio Busquets sigue pasando desapercibida, hablo de la FIFA. Sorprende, y mucho, no ver al catalán en el XI del año 2015 ni siquiera entre los 59 mejores jugadores cuando su equipo ha ganado el triplete. En fin, serán gajes del fútbol moderno y de la importancia del gol, del goleador y del fútbol espectáculo. No sé, se me ocurre que quizá deberíamos escuchar un poco más a los que saben de fútbol de verdad, a los entrenadores y jugadores. Y quizá también podríamos, en ocasiones, molestarnos en ver las jugadas enteras, donde nacen, quien roba el balón por estar bien colocado, quien corta un contrataque que podría suponer gol en contra, quien salva las espaldas a sus compañeros si están fuera de posición, en definitiva, gracias a quien son posibles los goles que tanto nos gusta ver en YouTube. E igual así se le reconocería de verdad la importancia que tiene a Sergio Busquets. Pero claro, esa parte queremos omitirla para ver cuantos más goles mejor, a todos nos gusta jugar de delantero en el patio del colegio y todos queremos comprarnos la camiseta de Messi o de Neymar. ¡Qué iluso! cómo se me ocurre pedir las dos cosas que más detesta esta sociedad: pensar y dar las gracias. Yo, sí que haré ese esfuerzo infrahumano. Gracias ‘Busi’, no te vayas nunca.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados