NFL

article title

NFL – ‘Máxima igualdad’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Después de diez semanas de competición en la NFL se confirma algo que, por mucho que intentemos esconder, ocurre cada año: no sabemos nada de este deporte. Meses de debates sobre lo buenos o malos que son los jugadores del draft, sobre lo bien o lo mal que lo han hecho las franquicias con sus picks y en la agencia libre, e incluso dando por favoritos o por acabados a algunos equipos basándonos en la pretemporada. Todo eso se acaba en la primera jornada de cada temporada.

Pero como a todo le damos una importancia exagerada, la cosa no acaba ahí. Nos vale ese primer partido para cambiar totalmente lo que pensábamos o para dar por hecho que estábamos en lo cierto. En la semana 1, los 49ers de Tomsula, por los que nadie nada un duro, ganaban a unos Vikings sobre los que había unas grandes expectativas. Un magnífico juego de carrera y una defensa sólida les bastó para llevarse la victoria. Parecía que los de Minnesota estaban por hacer y que los de San Francisco eran más competitivos de lo que se pensaba. Hoy, están con un récord de 3-6 y con Kaepernick en el banquillo, mientras los Vikings lideran la NFC Norte con 7-2 y muchas opciones de quitarle la división a Green Bay.

Unos Packers que llegaron a estar 6-0 con Aaron Rodgers a un nivel estratosférico. Tres semanas después se encuentran 6-3 tras haber sido derrotados en casa por los Lions (2-7), algo que no ocurría desde 1991. Ahora los Packers son un conjunto con muchas dudas en ataque y la urgencia de ganar en Minnesota para que su principal rival no se les escape. Otro de los partidos que perdieron fue contra los Broncos, que se ponían con 7-0 y metían miedo a toda la NFL.

Los de Denver, que habían mostrado un nivel de defensa espectacular durante todo el año, han visto como su rendimiento parece ir a menos. Aun teniendo la división más o menos asegurada, la debacle de Manning y las bajas en la defensa han hecho que rivales como Colts o Chiefs les hayan ganado de forma consecutiva. Dos equipos que, por cierto, partían como aspirantes a algo importante y que no llegan al 50% de victorias. Algo que, tal y como está el patio, tampoco es nada grave. Con decir que los Colts lideran su división con 4-5

Un 4-5 con el que los Texans, en una temporada para olvidar, igualan el balance de victorias que los de Indianápolis y pueden acabar metiéndose en playoffs. Algo a lo que, al contrario de lo que parecía hace un par de semanas, siguen aspirando la mayoría de equipos de la competición. Rams, Seahawks, Buccaneers, Bears, Redskins, Eagles, Raiders, Chiefs y Dolphins son los otros que están son el mismo récord y opciones hasta el final.

Curioso es el caso de Bears o Redskins, que parecían destinados a competir por el número 1 del próximo draft y se encuentran peleando por una plaza para playoffs con algunos de los supuestos favoritos. Aquí podríamos meter a Eagles y Seahawks, aspirantes a todo antes de empezar el año y que ahora tendrán que sufrir para acabar metiéndose en postemporada.

Sólo Ravens, Browns, Titans, Chargers, Cowboys y Lions parecen estar ya descartados. Mientras que Patriots, Bengals, Broncos, Panthers, Vikings, Packers y Cardinals son los equipos que tienen pie y medio en playoffs.

Como dije al principio, no sabemos nada. Cualquier cosa puede pasar en un partido de NFL y, como cada año, ha quedado demostrado. Cuando creemos que sabemos algo, es cuestión de días que nos desmonten todos los argumentos. Y eso, además de divertido para el aficionado, es buenísimo para la competición, haciendo que la emoción dure hasta la última jornada. Y es que la NFL es esto, máxima igualdad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados