Fútbol inglés

article title

5 razones para ilusionarse con el Tottenham

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tan solo un día resta para que comience la Premier League. Seis grandes equipos, seis candidatos: Arsenal, Liverpool, Manchester United, Manchester City, Chelsea y Tottenham Hotspur. Un lobo disfrazado de cordero; el Leicester y muchos equipos preparados para luchar por sus objetivos.

La posición del delantero centro es una de las más determinantes en el fútbol. Todo equipo que aspire a grandes cosas ha de tener un ‘9’, ha de tener personalidad, entrega, calidad y gol, sobre todo gol. Ibrahimovic, Sturridge, Agüero, Vardy y uno que ha demostrado estar adaptado al juego británico con el gol por castigo: Harry Kane. Él es la principal razón pero hay más, 5 razones para ilusionarse con la Premier League en White Hart Lane.

1.- Continuidad de un proyecto

Desde la salida de Gareth Bale, su estrella rutilante, el Tottenham ha invertido los 100 millones recibidos por el galés en mejorar su plantilla de forma progresiva. Eriksen, Lamela, Chadli, Alderweireld… sin sustituir a un megacrack por otro, construyendo un equipo, un proyecto. Su entrenador, Mauricio Pochettino, se estrenó en el banquillo de White Hart Lane en 2014 y ha ido perfilando la plantilla en torno a su idea con unos resultados excelentes; la pasada campaña fue el principal competidor del Leicester y recibió muchas alabanzas por su juego alegre y hallar la regularidad de la que siempre parecía carecer.

2.- Harry Kane

Tras varias cesiones, el delantero inglés formó parte del primer equipo Spur la temporada 2013/14. Apenas participó y con la llegada de Pochettino su futuro estaba sumido en la incertidumbre. Se presumía como el tercer delantero del equipo por detrás de dos ‘9’s consagrados como Adebayor y Soldado por lo que sus apariciones se reservarían para intrascendentes partidos de Copa o si algunos de los titulares caía lesionado. Sin embargo, una eliminatoria de Europa League ante el Limassol lo puso en el disparadero; marcó el gol de la victoria, repitió tanto en la Copa de la Liga el fin de semana siguiente y una semana después de aquel encuentro hizo su primer hat-trick también en Europa contra el Asteras de Trípoli. Desde aquel día no volvió a pisar el banquillo, heredó el número de ‘10’ reservado para los elegidos, se convirtió en el favorito de la afición y marcó 21 y 24 goles en Premier League con un pichichi incluido.

3.- Una buena defensa es el mejor ataque

La temporada pasada, el Tottenham quien logró la mejor diferencia de goles (+34), el equipo menos goleado junto con el Manchester United (35 goles en contra) y el segundo conjunto más letal por detrás únicamente del Manchester City (69 goles a favor). En una liga con una competencia descomunal como es la Premier y tan marcada por las defensas permisivas, el club capaz de defender sus ventajas con mayor éxito es capaz de ganar el campeonato. El Tottenham defiende de forma extraordinaria, tiene facilidad de cara a gol y cuenta con dos centrales potentes en el juego aéreo: Alderweireld y Vertonghen. También su mediocentro defensivo, Eric Dier, se ha prodigado en ataque con algunos goles en su cuenta. Si la delantera no está inspirada o el equipo rival los desconecta, la defensa Spur está capacitada para ser su ataque.

4.- El balón parado gana partidos

La pelota parada fue una de las principales armas del Leicester campeón. Los Spurs también son capaces de imprimir mucho peligro en córners y faltas ya que poseen a uno de los mejores lanzadores del mundo: Christian Eriksen. Su golpeo de balón es exquisito y tanto a la hora de lanzar directamente a gol o de botar balones de esquina y faltas laterales es una amenaza capaz de decantar la balanza del encuentro a su favor. En la parte norte de Londres tienen buen criterio y no ordenan a Harry Kane a sacar córners y faltas como en la selección inglesa sino a lo que mejor saber hacer, a rematarlas.

5.- Dele Alli

El joven jugador inglés ha sido una de las revelaciones de la Premier. En su primera temporada en el Tottenham se ha convertido en pieza clave de su equipo con apenas 20 años y su rendimiento ha sido superior al de otros futbolistas contrastados en su posición como Coutinho, Hazard o Rooney. Anotó 10 goles en 33 partidos de liga y el aporte que hace desde el medio campo junto con el de Lamela, Son o Eriksen son claves en un equipo que solamente juega con un punta cuando éste no muestre su mejor versión. El centro del campo determina el rendimiento, si funciona el resto del equipo funciona y el de los Spurs -con Dele Alli al mando- ha mostrado ser fiable.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados