Bélgica

article title

5 motivos de la eliminación de Bélgica

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Soñaron, soñaron y despertaron. Esta vez sí, esta vez parecía que para Bélgica iba la vencida. Es cierto que el debut ante Italia había sido decepcionante, pero no menos cierto era que las sensaciones después habían sido más que positivas. Hazard había despertado y, atrás, Courtois era un cerrojo. No obstante, a partido único todo puede ocurrir y Gales lo volvió a demostrar. A continuación, 5 de los muchos motivos que explican el fracaso de Bélgica.

Wilmots

Bélgica cuenta con mucho talento individual, pero pocas veces juega como un equipo y, aun menos, se buscan alternativas desde el banquillo. Y eso que suelen haber relevos como Carrasco, Mertens, Batshuayi o Benteke. Ante Gales Wilmots, vistos los problemas defensivos, sí realizó un cambio táctico al descanso introduciendo a Fellaini por Carrasco, pero poco, por no decir nada, se la jugó con el marcador en contra. Más allá de todo ello, si continua, difícil, debería tratar de hacer de Bélgica una selección dominadora y no una que luzca solo al contragolpe.

Aguas en defensa

Frente a Gales faltaron Vertoghen y Vermaelen, es cierto, pero también lo es que un equipo que aspira a ganar una Eurocopa no puede permitirse que cada llegada rival se convierta en una ocasión manifiesta de gol. La jugada de Robson Kanu certifica lo que es la defensa belga: la línea más floja del equipo con diferencia.

Wales+v+Belgium+Quarter+Final+UEFA+Euro+2016+BWDRoJ5sIkcl

Individualidades por encima del equipo

Parecía esta una etapa superada, pero no. Bélgica sigue tirando de individualidades y eso en un equipo con tanto talento acaba pasando factura. Los diablos rojos tienen mimbres para ser un equipo dominador y no solo uno imparable al contragolpe. Una mezcla de ambos, control y contragolpe, debe ser lo que Bélgica busque en un futuro.

Falta experiencia

El combinado de Mark Wilmots no supo reaccionar ante la remontada de Gales. Y eso puede achacarse a la falta de experiencia, algo difícil de explicar pues la mayoría de los jugadores juegan en equipos importantes y disputan competiciones reñidas. El belga, en efecto, sigue siendo un combinado muy joven, pero en esta Eurocopa debería haber demostrado ya estar capacitada para alzarse con el título. Y parecía que lo estaba… hasta que llegó la hora de la verdad.

Irregularidad 

Bélgica es capaz de lo mejor y de lo peor. Así lo demuestran sus dos últimos partidos: exhibición contra Hungria, desastre frente a Gales. La falta de consistencia es algo que Wilmots, si continua, o su sucesor deberá afrontar y solucionar, pues en eliminatorias puede ser matador.

Independientemente de los motivos, nuevamente hay que alabar el papel de Gales, una selección sin grandes nombres, pero con mucho oficio. Ellos sí ya han hecho historia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados