Fútbol inglés

article title

5 cosas que quizá desconozcas de Ibrahimovic

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ibra llega a Manchester para liderar el nuevo proyecto de José Mourinho. El objetivo es simple: devolverle al United su condición de ganador y, de paso, engrandecer aun más su leyenda.

El sueco ha ganado un total de 13 Ligas, 8 de ellas consecutivas entre 2004 y 2011, en 4 países distintos: Holanda, Italia, España y Francia. De hecho, desde 2004 solo se le ha escapado la de 2012. Habilidades futbolísticas al margen, su personalidad no deja indiferente a nadie y, a continuación, les contamos 5 cosas, difundidas en su día por la revista Futbolista Life, que quizá desconozcan del sueco y les sorprenda.

1.- A Ibra no se le prueba. El Arsenal está siempre atento al mercado en busca de jóvenes promesas e Ibra no fue una excepción. Le quisieron cuando éste tenía 20 años, hubo reunión cara a cara con Wenger y le llamaron para realizar una prueba. El sueco, pero, se negó. O se confía en él o nada.

2.- El fin justifica los medios. Todo vale a la hora de alcanzar tu sueño. Eso debió pensar un Ibra que de pequeño robaba bicicletas para llegar a los entrenamientos del Balkan, equipo de su barrio en Suecia con el cual jugaba de portero. Tan útil le fue que le enseñó a sus compañeros a hacerlo.

3.- Amante de los coches. Ibra siempre ha tenido las ideas claras. Por ello, cuando aun no era más que una simple promesa no dudo en exigirle al Ajax un Mercedes y a la Juve un Enzo Ferrari para fichar por ellos. De este último modelo, solo se fabricaron 400.

4.- Ibra, el boxeador. Duro de roer como pocos, el primer amor deportivo del sueco fue el Taekwondo. Ante esta situación, no es de extrañar que sea cinturón negro en esta disciplina. No obstante, siguiendo el modelo de su tío, un reconocido pugilista yugoslavo, Ibra practicó más tarde el boxeo también.

5.- Ibra, el cazador. Su instinto asesino no solo lo encontramos en las áreas pequeñas, sino también en la vida real: a Ibra le encanta cazar. Por ello, no dudo en hacerse en 2012 con la Isla de Davenso (Estocolmo) previo pago de 5 millones de euros.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados