Se habla de:

Fichajes

article title

4 fichajes que prometían ser fracasos y lo fueron

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Un fichaje llena de ilusión a los aficionados, la llegada de un nuevo jugador que pueda llegar a cubrir una de las deficiencias de la plantilla es recibida con emoción, e incluso agradecimiento, por parte de los seguidores de un club. Pero hay ocasiones donde los fichajes no generan ni siquiera ilusión, porque todo el mundo sabe que van a terminar saliendo mal.

Estos son 4 fichajes que todo el mundo sabía que saldrían mal y en efecto lo hicieron.

Dmitro Chigrinskiy: Luego de la temporada del triplete, Guardiola pidió el fichaje del central ucraniano del Shakhtar Donetsk y bueno, ¿cómo negárselo? En agosto de 2009 llegó al Barcelona por 25 millones de euros y solo un año después tomó el camino de regreso a Ucrania por diez millones menos. Tras su regreso al Shakhtar su carrera cayó en picada.

Marcelo Sosa: Este uruguayo cayó sentado en el Atlético de Madrid. Lo anterior no es una frase en sentido figurado es totalmente literal, ya que el futbolista se cayó en su presentación a los medios. Si su presentación fue un fiasco su paso por el club también lo fue, tras lo que se marcharía cedido al Osasuna donde tampoco dejó un gran recuerdo.

Thomas Gravesen: Tras cinco temporadas en las que rindió de manera aceptable en el Everton, llegó su poco esperado fichaje con el Real Madrid donde jugó 35 partidos repartidos en dos temporadas, donde dejó el recuerdo de la “Gravesinha” y la pelea con Robinho que lo sacó del equipo.

“Chori” Domínguez: Este delantero argentino surgido en River Plate llegó al Valencia desde Rusia, donde acababa de completar una temporada aceptable con 16 goles. Sin embargo su paso por Mestalla solo sirvió para crear una nada agradable relación con Unai Emery, lo que solo consiguió enviar al “Chori” a su raíces en River Plate en préstamo con un solo gol en su haber con la elástica Ché.

En muchas ocasiones, técnicos o directores deportivos ven aquello que nadie ve y fichan jugadores que generan pocas expectativas y dan grandes rendimientos, pero muchas veces la “sabiduría del aficionado” augura lo que finalmente ocurre.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados