Vintage

article title

3 técnicos que duraron un suspiro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuando un técnico toma un nuevo proyecto hace una planificación extensa, traza objetivos, en muchas ocasiones más allá de una temporada, pero sabiendo que su “aventura” puede terminar con 2 o 3 partidos perdidos.

Sin embargo hay casos emblemáticos de técnicos, exitosos estos tres, que duraron un suspiro en una de esas incursiones.

Brian Clough: Para muchos este nombre puede no ser muy familiar, pero fue uno de los técnicos más exitosos de la década de los setenta. Tras un buen paso por el Derby County, con el que ganó la liga en una ocasión, fichó por el Leeds United, vigente campeón, donde apenas duró 44 días con resultados desastrosos y apenas 7 partidos dirigidos. Luego Clough demostraría su valor como estratega al fichar con el Nottingham Forest, en ese momento en segunda división, para guiarlo a un título de liga y dos Copas de Europa en 1979 y 1980.

Marcelo Bielsa: Tras ganar fama como técnico en Argentina sumando tres títulos, dos con Newell’s y otro con Vélez Sarsfield, Bielsa fichó en 1998 con el Espanyol de Barcelona. Tras su arribo a Cataluña fue llamado para dirigir a la selección argentina, llamado que aceptó “El Loco”, dirigiendo apenas 6 partidos al Espanyol, ganando solo uno, aunque había acordado quedarse más tiempo los resultados acortaron su paso.

José Antonio Camacho: En su segunda incursión como técnico del Real Madrid, José Antonio Camacho apenas duró 6 partidos. En una época complicada para el club con Florentino Pérez a la cabeza y en el ocaso de los “Galácticos”, Camacho no logró sacarle el mejor rendimiento a la plantilla y se marchó del club donde como jugador fue un mito viviente.

Los casos de Clough, Bielsa y Camacho, demuestran que la profesión de técnico es de alto riesgo. Idolatrados y exitosos en un lugar, en otros su estancia se cuenta en partidos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados