Fútbol Español

article title

25 cracks en declive en los modestos de La Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A lo largo de la historia de La Liga, muchos equipos humildes han apostado por estrellas foráneas consolidadas en el ocaso de sus carreras para dotarse de su experiencia, prestigio y poder mediático pese a que en lo deportivo el rédito no fue siempre el esperado. Repasamos los 25 casos más destacados.

1.- Johan CRUYFF > LEVANTE (1981)

Casi tres años después de salir del Barça, Cruyff dejó temporalmente la MLS recién comenzado 1981 para fichar por el Levante, por entonces en puestos de ascenso en Segunda. El astro holandés, de vuelta de todo y con 34 años, no pudo debutar hasta marzo y su huella quedó reducida a diez partidos disputados y dos goles, ambos ante el Oviedo en Orriols. El brillo de sus tres Balones de Oro y de sus tres Copas de Europa acabaron por desplazar al Levante hasta la novena posición y el ascenso a la élite de La Liga se esfumó debido al revuelo en todas las estancias del club que originó su llegada.

2.- Mario Alberto KEMPES > HÉRCULES (1984-86)

Concluida su etapa como mito valencianista y tras un breve paso por el fútbol sala local, ‘El Matador’ viajó al sur hasta Alicante para firmar por el recién ascendido Hércules a sus 30 años. En su primera temporada únicamente logró convertir un gol aunque el equipo conseguiría salvarse en la última jornada con un triunfo histórico en el Bernabéu. En la segunda, el club no pudo evitar finalmente la vuelta a Segunda División. Ya en el ocaso total de su carrera, el argentino se despidió del Rico Pérez para jugar en Austria antes de retirarse en Indonesia con 42 años.

3.- SAMMY LEE > OSASUNA (1987-89)

Tres Copas de Europa se plantaron a la vez en Pamplona desde la ciudad de Los Beatles en el verano de 1987. Las dos de Sammy Lee y la que su amigo y célebre comentarista Michael Robinson -que como nueve cubrió la salida de Javier Aguirre- ganó junto a él en Roma y ante la Roma en 1984. Del ‘red’ al ‘rojillo’, el menudo centrocampista inglés y leyenda del Liverpool, que será el segundo de abordo de Allardyce en la selección inglesa, pasó dos campañas en un Osasuna de muy buen nivel aunque solamente disputó 28 encuentros debido a una grave lesión de rodilla que le empujó a dejar Navarra, sin traspaso de por medio, para retirarse dos años después tras no recuperar su nivel ni en el Southampton ni en el Bolton.

4.- José Luis BROWN > REAL MURCIA (1987/88)

Todo un campeón mundial en Murcia, el único que ha pasado por la historia del club. Tuvo que acarrear con la gran responsabilidad de cubrir la baja de Passarella en el Mundial de México y cumplió con creces, ya que fue quien abrió el marcador de la trepidante final contra Alemania en la que Argentina conseguiría su segundo cetro mundial. Tras muchos años en Estudiantes, Brown dio el salto a Europa tras aquella brillante actuación a las filas del Stade Brestois para un curso después y a punto de cumplir los 32 años, firmar por el Murcia donde fue titular asiduo en el eje de la zaga pimentonera contribuyendo a la ajustada permanencia, conseguida tras ganar la promoción ante el Rayo.

5.- Nery PUMPIDO > BETIS (1988-90)

Presente en tres Copas del Mundo con la albiceleste y titular en una de ellas, la que Argentina levantó en 1986. Pumpido, ya con 31 años, fue el gran fichaje de la temporada del Betis procedente de River Plate donde había alzado la Copa Libertadores – es uno de los seis que la ha conseguido como jugador y técnico. El meta argentino fue un indiscutible toda la temporada pese a que el conjunto verdiblanco acabó consumando el descenso a Segunda tras perder la promoción ante el Tenerife. Pese a ello, Pumpido se quedó en Sevilla para jugar en la categoría de plata y consiguió el retorno a La Liga aquella misma campaña. Tras ella y el Mundial de 1990, regresó a Unión de Santa Fe, su club de origen.

6.- Rinat DASSAEV > SEVILLA (1988-91)

A sus 31 años, el subcampeón de la Eurocopa, mejor portero soviético desde Yashin y mejor arquero del momento por entonces firmaba por el Sevilla en unas negociaciones con el Spartak que llegaron a implicar hasta a Gorbachov, ya que fue el primer futbolista del otro lado del Telón de Acero que fichaba por un equipo español. ‘Rafaé’, como fue rebautizado en Sevilla, jugó casi todo en sus dos primeras campañas aunque a un nivel inferior al esperado. La tercera, tras una lesión, ni la disputó. Célebre fue el episodio de su caída con el coche al foso de la antigua Real Fábrica de Tabacos en una de sus conocidas salidas nocturnas. Tras ese curso, el último capitán y símbolo futbolístico de la URSS se retiró.

7.- John ALDRIDGE > REAL SOCIEDAD (1989-91)

Máximo goleador de la First Division con título liguero bajo el brazo, el irlandés dejó Anfield y con 31 años fichó por una Real Sociedad que quería recuperar el lustre de principios de década con el primer extranjero de su historia moderna. En San Sebastián, no terminó de adaptarse a los opuestos ritmos de vida pero no por ello dejó de marcar, registrando cuarenta tantos en sus dos temporadas en Donosti en las que se quedó a las puertas de conquistar el ‘Pichichi’. En 1991 y sin llegar apenas a coincidir con otro nueve histórico del Liverpool como Toshack, Aldridge solicitó la salida del club txuriurdin para irse al Tranmere Rovers de la segunda inglesa donde no dejó de marcar hasta retirarse en 1998.

8.- Carlos VALDERRAMA > VALLADOLID (1991/92)

A punto de entrar en la treintena, ‘El Pibe’ aterrizó en Pucela desde Montpellier el mismo verano que Higuita para unirse a sus compatriotas Leonel Álvarez y ‘Pacho’ Maturana, el entrenador de aquel Valladolid que había acabado noveno la Liga anterior. Sin embargo, el dos veces mejor futbolista de Sudamérica no cuajó de blanquivioleta y la mítica estampa con Míchel es lo que más se recuerda. Los tres colombianos dieron la espantada en febrero, semanas antes de que el técnico fuese destituido y de que el descenso se consumara. Valderrama regresó a su país y más tarde se convirtió en referente de la MLS, donde se retiró con 41 años. Tampoco funcionó en Valladolid, diez años después, otro crack del otro lado del charco como Cuauhtémoc Blanco.

9.- Andreas BREHME > ZARAGOZA (1992/93)

El ganador del Mundial de 1990 con gol decisivo en la final y uno de los grandes laterales zurdos de siempre fichó por el Zaragoza tras cuatro temporadas en el Inter. Su llegada a La Romareda se intercaló entre la de Rijkaard y la de Cafú aunque éstos todavía no eran estrellas consagradas. El alemán no brilló en La Liga y aunque fue un habitual en el esquema de Víctor Fernández, sus desencuentros con el técnico y sus idas y venidas de Alemania aceleraron la rescisión del contrato antes de que concluyese una temporada en la que el club maño quedó lejos del quinto puesto conquistado un año atrás. Brehme regresó al Kaiserlautern, donde jugaría cinco campañas más.

10. Diego Armando MARADONA > SEVILLA (1992/93)

Cumplida la sanción de su primer positivo y pese a que aún pertenecía al Nápoles, el Sevilla de Bilardo, gran valedor de su fichaje, se hizo con el Dios del fútbol por un traspaso de 7’5 millones de dólares. Problemas burocráticos retrasaron su debut en su regreso a La Liga y enseguida quedó patente el carácter del genio con conflictos con la directiva que se sumaban a sus problemas de rodilla. Pese a ello, su inigualable talento dejó 7 goles y 13 asistencias en la treintena de partidos que disputó como sevillista antes de estallar contra Bilardo y, con 32 años, regresar a Argentina -concretamente a Newell’s- para no volver a jugar nunca más en Europa. Tres años después, el Sevilla repetiría la operación resurrección con Bebeto con resultados aún peores.

11.- HUGO SÁNCHEZ > RAYO VALLECANO (1993/94)

Cinco ‘Pichichis’ y una Bota de Oro pisaban Vallecas un año después de que el gran Hugo hubiese abandonado el Madrid, tras dos cursos muy limitado por las lesiones, para jugar una temporada en el América de México. A sus 35 años, el segundo máximo goleador de la historia de La Liga tras Zarra hasta la aparición de Cristiano y Messi, marcó 16 goles que relevaron a los 15 de otro ilustre goleador como Toni Polster. Pese a ello, el Rayo -con David Vidal como último míster- perdió la categoría en el partido de desempate de la promoción ante el Compostela en un choque donde el azteca fue expulsado como triste epílogo de su glorioso paso por España.

12.- RUBÉN SOSA > LOGROÑÉS (1996/97)

‘El Poeta del Gol’ hizo tantos allá donde jugó: Zaragoza, Lazio, Inter (allí compartiría delantera con Bergkamp y ganaría la UEFA 1994), Borussia Dortmund y Logroñés, adonde llegó entrado en kilos y procedente de Alemania con 30 años para intentar recuperar sus días de gloria en la capital maña -llegó a ser el segundo máximo goleador de La Liga 1987/88 tras Butragueño- y contribuir a la salvación del hoy desaparecido equipo riojano. Sus siete goles fueron, sin embargo, insuficientes y el Logroñés no pudo evitar el descenso, siendo aquella temporada 1996/97 con Rubén Sosa como delantero, la última que el club disputaría en Primera. Regresó a Uruguay para jugar en Nacional y tras una breve aventura en el fútbol chino, se retiró en Racing de Montevideo en 2004.

13.- ROMÁRIO > VALENCIA (1996-97)

El brillo de la Brasil campeona del mundo en 1994 y del último gran Barça de Cruyff llegó a Valencia tras pasar por el Flamengo pero, a sus 30 años, el jugador de dibujos animados era ya un recuerdo para Europa. Tuvo problemas de indisciplina y extradeportivos desde el primer día con Luis Aragonés y su famoso “míreme a los ojitos”. Con el despido de ‘El Sabio’, Valdano tomó las riendas del equipo y, convencido de su infinito talento, lo repescó de su cesión en el club carioca de cara a La Liga 1997/98 pero con la marcha del argentino a las tres jornadas, Romário dejó de contar para Ranieri y salió de nuevo por la puerta de atrás. Pese a su desgana general, marcó 14 goles en 17 partidos como ché entre los dos breves periodos que pasó en Mestalla. El Valencia, alejado de su estatus posterior, terminó 10º y 9º aquellas dos temporadas. Casi una década más tarde, intentar resurgir a otro antiguo exdelantero blaugrana salió igual de mal con Kluivert.

14.- Nicola BERTI > ALAVÉS (1999)

Dos Mundiales disputados y una carrera como gran centrocampista que le llevó por el Parma, la Fiorentina, a ser una institución durante una década en el Inter y al Tottenham antes de recalar, con 31 años, en Vitoria en enero de 1999 tras algunas temporadas alejado de su anterior notable nivel debido a los constantes problemas físicos. Los mismas lesiones continuas sólo le permitieron disputar ocho partidos con los de Mendizorroza en aquella segunda mitad de temporada para, un año después y ya totalmente alejado de la élite, retirarse en el Northern Spirit australiano con apenas 33 años. Apenas cuatro años después, otro ilustre internacional como Palermo también se dejó caer por allí para su última experiencia europea antes de regresar a Boca.

15.- Oleg SALENKO > CÓRDOBA (1999)

Sus dos buenos años en el Logroñés a principios de los noventa tras haber dejado el Dinamo de Kiev, le valieron la convocatoria para el Mundial de 1994 en el que dejó una huella imborrable con sus cinco goles en un mismo partido ante Camerún y su posterior Bota de Oro, un trofeo que años más tarde vendió por necesidad económica. Tras EEUU, fichó por el Valencia y el Rangers antes de que su pista se perdiese en el Istanbulspor turco. Después de tres cursos sin apenas jugar, el Córdoba -recién ascendido de 2ªB- apostó por el goleador ruso y se estrelló. Salenko, fuera de forma tras dos lesiones de rodilla, sólo duró dos meses en los que jugó tres partidos sin anotar. Otro paso fallido por el Pogon Szczecin al año siguiente fue su último capítulo como futbolista.

16.- MAZINHO > ELCHE (2000)

Otro ilustre de la Copa del Mundo de 1994 en la Segunda española y como añadido, campeón del mundo. Con 33 años y tras concluir su fantástica etapa en el ‘EuroCelta’, Mazinho llegó a un Elche que contaba con otros nombres conocidos (Nadj, Líbero Parri, Juan Vizcaíno, Nino, Javi Navarro, Iván Rocha o Pablo Guede) para acometer el ascenso. El mediocentro brasileño fue un fijo durante la primera parte de la temporada pero tras las Navidades ya no regresó a la disciplina ilicitana y optó por dejar colgados los botines además de a compañeros y directiva en un Elche que se salvó por un punto del descenso a 2ªB.

17-. Zvonimir BOBAN > CELTA (2001)

Pura clase balcánica con cuatro Scudetti y una Champions League en la mochila. El diez croata dejó el Milan -que acababa de fichar a Rui Costa- después de nueve temporadas en las que se convirtió en una bandera rossonera que había perdido peso progresivo en el equipo. Aterrizó en Vigo como cedido para jugar competición europea y para, a sus casi 33 años, intentar volver a deleitar con su fútbol. Sin embargo, Boban sólo pudo disputar cuatro partidos en La Liga con la camiseta del Celta y ninguno de ellos completo. Cansado de no tener continuidad y lejos de su mejor estado físico decidió retirarse definitivamente cuando apenas llevaba dos meses y medio como celeste.

18.- Richard WITSCHGE > ALAVÉS (2001/02) 

Johan Cruyff llegó a decir que era “el mejor diez de toda Europa” cuando lo firmó para su ‘Dream Team’ y aunque el zurdo no caló completamente como culé debido a la norma doméstica de los cuatro extranjeros sí fue pieza importante en la conquista de la primera Copa de Europa pese a no disputar la final por lesión. Una década después y tras pasar, sin llegar a explotar del todo, por el Girondins -donde coincidó con Zidane- y regresar a Ámsterdam, firmó como cedido por el Alavés que había rozado la UEFA. A sus 32 años, Witschge jugó 26 partidos de Liga en Vitoria aunque sólo uno completo, ya que Astudillo y Jordi Cruyff le cerraban el paso. Ese mismo verano y también con el Ajax, la cesión no salió tan bien con Christopher Kanu, hermano pequeño de Nwankwo. Jugó cinco partidos antes de ser despedido tras volver un mes tarde de una concentración con Nigeria. En 2005, el Alavés volvió a apostar por otro súperclase. Piterman fichó a Mostovoi tras un año sin jugar pero el crack ruso jugó sólo doce minutos de Liga en el mes que pasó en Vitoria pero ¡marcó gol!

19.- PAULO SOUSA > ESPANYOL (2002)

Uno de los cuatro futbolistas que han ganado la Champions League en temporadas consecutivas con equipos diferentes. En el caso del portugués, con Juventus y Borussia Dortmund que se suman en su trayectoria a Benfica, Sporting CP, Inter, Parma y Panathinaikos. Precisamente, desde el club griego llegó Sousa a Barcelona en enero de 2002 para jugar únicamente nueve encuentros debido a sus constantes problemas físicos arrastrados desde su época en la Bundesliga. Ese mismo curso, después del Mundial de Corea y Japón en el que no tuvo minutos, decidió retirarse a sus 32 años tras haber sido uno de los primeros representantes junto a Guardiola o Albertini, que firmaría ese verano por el Atlético, de los registas que precedieron el estilo Pirlo. Más tarde, los ilustres y veteranos defensores Torricelli y Finnan, ambos campeones de Europa, también pasaron un curso en el Espanyol.

20.- Pedja MIJAVOTIC > LEVANTE (2002/03)

Como Cruyff veinte años atrás, el héroe de la Séptima fichó por un Levante que estaba por entonces en Segunda y los resultados no fueron distintos, ya que el ascenso volvió a escaparse y el rendimiento del montenegrino –tres goles en toda la temporada– no fue mucho mejor que el del holandés. Tras haber dejado el Real Madrid y sólo marcar cuatro goles en Serie A en sus tres campañas en la Fiorentina, Mijatovic no pudo dejar de lado en Valencia sus molestias y pese a la ilusión generada a su llegada, Pedja terminó retirándose del fútbol como jugador granota. Un Levante que, aunque en menor escala, repitió su tendencia de fichar a ilustres para La Liga con otros nombres como Ian Harte, Tommasi, Sávio o Giuseppe Rossi recientemente.

21.- Robert PIRÈS > VILLARREAL (2006-10)

El paradigma de lo que cualquier club desearía con la incorporación de una estrella veterana que ha dejado atrás sus mejores días de fútbol. El estilista francés aterrizó en El Madrigal a punto de cumplir 33 años y se quedó durante cuatro temporadas deleitando al personal, pese a su escasa participación en su año de debut debido a una lesión, y asumiendo un rol mucho más pausado y cerebral del que había desplegado a lo largo de su brillante carrera como hombre de banda en el gran Arsenal que compartió y construyó con sus compatriotas Henry o Vieira. Probó suerte en el Aston Villa con 37 años y se retiró oficialmente jugando un año en la India, tres después de haber jugado su último partido en la Premier. Un perfil que el Villarreal utilizó también con éxito con Sonny Anderson, Tachinardi y, en menor medida, Tomasson.


22.- David TREZEGUET > HÉRCULES (2010/11)

Campeón del mundo y Europa con Francia y retirado en la liga india como Pirès, el que fuera el perfecto socio de Del Piero en la Juventus durante tantos años llegó a Alicante con 32 años para ser la guinda del pastel de la ambiciosa plantilla confeccionada por el Hércules para su vuelta a Primera, en la que también estaba el exmadridista Drenthe. Pese a la docena de tantos que realizó y a haber ganado en el Camp Nou con dos goles del otro recién llegado ilustre, Nelson Haedo Valdez, el Hércules se quedó a bastantes puntos de la permanencia. Trezeguet dio por concluida su prolífica etapa en la élite y jugó en Emiratos Árabes antes de vestir en Argentina las camisetas de River Plate y Newell’s.

23.- Ruud VAN NISTELROOY > MÁLAGA (2011/12)

El gran nombre entre los grandes fichajes que el jeque realizó a su desembarco en la Costa del Sol. Un año después de haber dejado el Real Madrid para jugar en Hamburgo, van Nistelrooy se sumaba al ambicioso proyecto malacitano en la temporada en la que el club a punto estuvo de colarse en la semifinales de Champions. Los números del que había sido máximo goleador en Holanda, Inglaterra y en La Liga española no alcanzaron los guarismos deseados -sólo hizo 4 goles en Liga– pero en La Roselada, el campo que vio retirarse al holandés con 35 años, se disfrutaron. Una opción veterana que el Málaga ya había ejercido años atrás con otro goleador como Márcio Amoroso y que acrecentaría durante aquella época con nombres como Baptista, Saviola o Demichelis.

24.- Rafael VAN DER VAART > BETIS (2015 – 2016)

La Sevilla verdiblanca también iba a tener a su ‘Rafaé’. El connacional y excompañero de van Nistelrooy en el Real Madrid, llegó como agente libre al Betis a sus 32 años el verano pasado como la gran operación ejecutada por el entonces director deportivo Maciá y apenas unos meses después de su fichaje, el club ya no sabía cómo alejarlo del Villamarín. Su innegable talento y su mejor competitividad quedaban ya muy atrás en el tiempo y no llegó siquiera a disputar una decena de partidos la temporada pasada como verdiblanco. Una dupla formada por Güiza y van der Vaart en el Cádiz, donde el holandés llegó a afirmar que le gustaría retirarse, era demasiado mítica para ser cierta y el Midtjylland danés ha sido finalmente su puerta de salida.

25.- Kevin-Prince BOATENG > LAS PALMAS (2016 – )

En 2010, a su llegada al Milan -donde ganó el Scudetto- tras la destacada Copa del Mundo que realizó con Ghana en el Mundial de Sudáfrica, parecía que el club lombardo manejaba un proyecto de estrella mundial. Sin embargo y pese a algunos destellos discontinuos, Boateng nunca estuvo a la altura de la expectativa y el foco fue reduciéndose al terreno extradeportivo y a sus díscolas salidas de tono. Tras una campaña anterior prácticamente nula y a sus todavía 29 años, KPB todavía espera alzar la cabeza una vez más con su llegada a Las Palmas como agente libre. Un fichaje que oposita a operación del verano. Las apuestas de este calibre no acostumbran a funcionar pero si Boateng recupera su mejor físico y alcanza regularidad, no cabe duda que aún puede imponer lo que le quede de fútbol en Gran Canaria. Allí encontrará a otro rebelde del Calcio: Marko Livaja.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados