NFL

article title

21 motivos para aficionarse al fútbol americano

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Lo reconozco, yo también aborrecía el fútbol americano. Eran tiempos en los que me parecía algo soporífero y carente de tensión. Pero supe reconducirme, sufrí una iluminación en un bar de Miami mientras presenciaba en directo la Superbowl que midió a los Saints contra los Colts. Puede que fueran las cervezas, quizás el ambiente… mi vida cambió y ahora soy uno de esos que trasnochan para ver lo que les echen. He sido reclutado en un grupo de Whatssap, he empezado a ‘hatear’ y comprendo términos que me sonaban a esperanto. Por qué lo hago, pensaréis. Si aún no sois creyentes, aquí van varios motivos.

1.Entender a los estadounidenses: No se puede comparar el modo en el que los europeos y los habitantes de Estados Unidos viven el deporte. Mientras aquí gustamos de los partidos que duran poco y tienen emoción constante, allí prefieren los choques que se alargan en el tiempo y ofrecen picos de euforia. Justo lo que trae consigo el fútbol americano.

2.Una excusa para comer cosas que tienes prohibidas: Reconozcámoslo; a casi todos nos gustan los nachos, la cerveza fría o una buena hamburguesa con beicon y queso. Sin embargo muchas veces nos privamos de esos placeres. Una buena velada viendo a los Patriots o a los Ravens, por poner dos ejemplos, es el incentivo perfecto para dejarse caer en los brazos de esos alimentos calóricos.

3.Barras y estrellas: En Estados Unidos el himno es una seña de identidad nacional, un elemento que emociona a muchos de los que lo escuchan. Cuando se habla de un partido de la NFL este cobra un sentido especial. Todos los cantantes aspiran a poder entonarlo en el Superbowl y circulan por internet versiones muy interesantes grabadas en las previas de los enfrentamientos.

4.El show del descanso de la Superbowl: Uno de los momentos del año que concentra a más espectadores delante del televisor. Coreografías inverosímiles, vestidos polémicos, cantantes de moda en el panorama internacional… todos los ingredientes para que no pase desapercibido.

Lady Gaga en la Superbowl (Getty)

5.Los anuncios de la Superbowl: Otro de los aspectos que da más sabor al partido por el título. Las compañías se vuelcan para rentabilizar unos segundos que valen oro, literal y metafóricamente. Campañas ingeniosas, emotivas, graciosas, polémicas… todo vale para intentar perdurar en la memoria de los televidentes.

6.Diferenciar el fútbol americano del rugby: Vale que en ambas disciplinas se usa un balón ovalado y que hay contacto entre los jugadores. Pero eso no significa que se asemejen entre ellas. Basta ver un enfrentamiento para comprobar que nada tienen que ver la una con la otra.

7.Los nombres de los equipos: Si ya de por sí resultan curiosos en inglés, alcanzan otro nivel cuando se traducen de manera literal al castellano. Los ‘empacadores’ de Green Bay, los ‘carneros’ de Los Ángeles, los ‘acereros’ de Pittsburg, los ‘bucaneros’ de Tampa Bay, los ‘patriotas’ de Boston, etc…

8.Los partidos bajo frío extremo: La NFL se juega en invierno. Y en algunas zonas de Estados Unidos en inverno hace frío. Muchísimo frío. Por ello resulta alucinante ver a algunos jugadores en manga corta a más de diez grados bajo cero o corriendo por un terreno nevado. El récord, por cierto, lo tiene el llamado ‘Tazón de hielo’ que disputaron los Packers y los Cowboys un 31 de diciembre de 1967 a veinticinco grados bajo cero con una sensación térmica de menos cuarenta y cuatro.

9.El trío de comentaristas en España: Andrea Zanoni, Miguel Ángel Calleja y Moisés Molina. Tres auténticos ‘quijotes’ intentando dar relevancia a un deporte sin tradición en nuestro país. Saben de lo que hablan y manejan un lenguaje divertido y didáctico con el que es fácil identificarse. Por si eso fuera poco sus esfuerzos van más allá del plató, ejerciendo como altavoz a eventos que fomenten la difusión del fútbol americano y dándole encaje en la radio.

Foto | @azanoniplus

10.La figura del quarterback: Nadie puede destacar si no tiene un buen equipo a sus espaldas pero en pocos deportes se le da tanta importancia a un jugador. El mariscal de campo se mueve con gran frecuencia por la delgada línea que separa al éxito del fracaso, a los héroes de los villanos. Cada uno tiene su estilo, sus virtudes y sus defectos. Pero es imposible no tener cierta empatía con ellos.

11.El Fantasy de la NFL: ¿Te gusta el Comunio? Pues es lo mismo pero a lo bestia. No es fácil reunir a un grupo de personas que te sigan en algo así pero, si lo consigues, lo pasarás en grandes. Plantillas conformadas por jugadores drafteados, duelos directos contra tus amigos… ¡Puro vicio!.

12.Las celebraciones del touchdown: En todos los deportes las celebraciones son cada vez más comedidas pero la NFL no pierde su esencia en ese sentido. Bailecitos corales, gestos de reivindicación personal, el famoso dab de Cam Newton… todo puede pasar cuando se llega a la red zone.

599539220

13.El touchdown de retorno: Quizás sea una de las acciones más espectaculares que se pueden ver en el mundo del deporte. Un jugador solo contra el mundo, recorriendo el campo entero con el balón en la mano por un pasillo que solo él encuentra mientras sus rivales intentan cerrarle el camino. No es la jugada que más se repite pero cuando uno se completa, merece la pena.

14.Un ‘hail mary’ exitoso: En México se traduce esta jugada como ‘Ave María’ pero también podría ser algo parecido a ‘de perdidos al río’. Cuando un final está apretado, se decide todo en la última jugada y el equipo poseedor del balón se encuentra lejos de la red zone; el quarterback apuesta por un pase ‘a la olla’ con la esperanza de encontrar a algún compañero. Si lo consigue, el chute de adrenalina es indescriptible.

15.Entender el argumento de algunas películas: ¿Cuántas veces has escuchado el discurso de Al Pacino en ‘Un domingo cualquiera’? ‘Jugada a jugada, pulgada a pulgada’… pues se disfruta mucho más si entiendes el resto de la película. Saber de qué va el asunto te permitirá también paladear a Kevin Costner en ‘Draft day’, uno de sus papeles recientes más potables. E incluso encontrarle sentido a eso de ‘cuerdas fuera’ que tanto se repite en ‘Ace Ventura’.

16.Duelo en las pizarras: Es uno de los atractivos menos apreciables para aquellos que se sientan a ver un choque por primera vez. Todo lo que sucede es importante, incluso aquello que no salta a simple vista. Movimientos defensivos, ofensivos, diseño de las jugadas… un verdadero ajedrez que tiene muchos padres, no solo el entrenador.

17.Las repeticiones y la producción: Ver la NFL es entrar en contacto con la vanguardia televisiva. Cámaras que captan la esencia de cada carrera y de cada choque, presentación personalizada de los jugadores, dibujos sobre la imagen para apreciar los detalles, publicación de datos interesantes sobre la marcha… una delicia.

18.El tailgate: Uno de los pocos detalles que no podrás disfrutar desde tu casa. ¿Te imaginas a un señor sentado en un párking viendo la televisión por cable mientras engulle un perrito? Es solo una de las escenas que se pueden disfrutar en los párkings de los estadios las horas previas al gran espectáculo. Barbacoas, beer pong… una fiesta que no querrías perderte.

Cleveland Indians v Chicago White Sox

19.La entrada de los equipos: Es imposible no motivarse cuando uno ven irrumpiendo en el césped a los contendientes con ganas de batalla y dispuestos a comerse el mundo. En algunos casos concretos, como el de los Broncos, merece la pena solo por el trote desbocado del caballo que les precede.

20.Disfrutar del Madden: Si no comprendes el fútbol americano no podrás disfrutar de uno de los videojuegos deportivos más míticos que sigue sobreviviendo sin mácula alguna al paso de los años. Sabiendo jugar y disfrutando con él sabrás que has pasado la prueba.

21.Difundir la palabra: Solo disfrutando del fútbol americano se puede transmitir a los incrédulos la pasión por este deporte. En muchas ocasiones sentirás que predicas en el desierto y te tacharán de desquiciado. No desistas. Si no te hacen caso… problema suyo que se lo pierden.

Fotografías: Getty Images

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados