Fútbol inglés

article title

1992: el año que marcó el destino del fútbol inglés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hablar de la English Premier League es algo casi habitual en el fútbol internacional. Considerada una de las mejores ligas del fútbol europeo, con su romanticismo histórico, ha conseguido alzarse a nivel de organización con el galardón ético de uno de los mejores campeonatos. Reparto de derechos televisivos equitativo, grandes fichajes, con muchos de los mejores jugadores del mundo en sus partidos, y una sensación casi de perfección son algunas de sus marcas más reseñables.

Sin embargo, 1992 fue una año clave que marcó un antes y un después. La Premier League es conocida por todos, pero precisamente este término no existía antes de ese año. Inglaterra cuenta con una de las tradiciones futbolísticas más longevas del mundo, pero su existencia vivió momentos críticos, con numerosos problemas sociales y organizativos, lo que obligaba sí o sí, para evitar el caos total, a cambios.

Así ocurrió. Tras una decadencia real, que sumaba diversas tragedias en estadios, llegó el cambio. La conocida hasta entonces como Football League First Division encontraría su final en 1992, dando paso a la actual English Premier League actual, y firmando el paso más importante, y quizás histórico, de su historia.

A finales de la temporada 1990-91, los clubes que militaban en la Primera División se plantearon la posibilidad de crear un torneo nuevo, independiente de la FA y del resto de torneos profesionales, reunidos en la Football League. Los clubes vigentes tendrían nuevas medidas positivas en materia económica (que a día de hoy sigue siendo su gran valedor). Al ser independientes respecto al resto de organizaciones futbolísticas inglesas podrían negociar de forma conjunta los nuevos derechos de radiodifusión y patrocinios.

El acuerdo sería oficial el 27 de mayo de 1992, diciendo adiós a 104 años de historia en los que la Football League había controlado las 4 ligas profesionales del país. A partir de ahí, la Football League First Division daría paso a la Premier League, dejando a la Championship, League One y League Two como resto de ligas regidas por la Football League.

El gran estreno se produciría en la campaña 1992-93. Sin grandes cambios organizativos a nivel deportivo. Se mantendría el mismo número de clubes participantes, 22 (Arsenal, Aston Villa, Blackburn Rovers, Chelsea, Coventry City, Crystal Palace, Everton, Ipswich Town, Leeds United, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Middlesbrough, Norwich City, Nottingham Forest, Oldham Athletic, Queens Park Rangers, Sheffield United, Sheffield Wednesday, Southampton, Tottenham Hotspur yWimbledon), pero fue en 1995 cuando la FIFA obligó a reducir el número a 20. En la actualidad, la Premier League ejerce de ‘propietaria’ del torneo, y cada club ejerce de ‘accionista’, teniendo voz y voto en cada una de las medidas que se llevan anualmente, tanto a nivel de patrocinios, reparto de derechos televisivos y demás decisiones que deban tomarse a nivel institucional.

Una medida que marcó un antes y un después, convirtiendo a la Barclays Premier League en una de las ligas más poderosas y mediáticas del planeta. Es por ello que, en ocasiones, el torneo como institución, ofrece datos y estadísticas que sólo se valoran desde 1992. A nivel oficial, el torneo comenzó ese año, y muchas veces pueden confundirse récords y demás con el global histórico, sumando la antigua Football League First Division y la actual Premier League. Evidentemente, los clubes cuentan los títulos como iguales, sin hacer hincapié en el cambio institucional que se produjo aquel año, pero a nivel organizativo sí es cierto que se tiende a remarcar aquel año como inicio de un torneo ‘nuevo’.

Casi desde su inicio, comenzó a explotarse su valor comercial. Es por ello que su nombre ha sido patrocinado por numerosas marcas que, a cambio de suculentos contratos publicitarios, hacía cambiar el nombre del torneo. Carling (1993-2001), Barclaycard (2001-2004) y Barclays (2004-Actualidad) han sido las tres empresas que han aparecido en el nombre oficial del torneo. Además, en la actualidad, el torneo cuenta con un suculento contrato con la marca Nike para que sea la empresa encargada de facilitar los balones para la disputa de los partidos.

La Premier League presenta uno de los trofeos más valorados estéticamente del fútbol europeo. Creado por la Royal Jewellers Asprey of London, tiene un peso estimado de unos 25 kilos y unos 75 centímetros de altura.

El poder televisivo del campeonato, en la actualidad, es sin duda uno de sus grandes puntos fuertes. La notable editorial de la realización en los encuentros hace de cualquier encuentro un estímulo para el aficionado, que asiste impaciente para ver un partido, ya sea todo un clásico entre Liverpool y Manchester United, o un duelo de recién ascendidos entre Norwich y Watford. Evidentemente, con matices, pero a nivel audiovisual cuenta con una marca propia a niveles inalcanzables del resto de ligas, y equiparable a grandes torneos del deporte mundial.

1992. El año que marcó un antes y un después en el fútbol inglés, que marcó el inicio de una nueva era que, más de 20 años después, sigue dando sus frutos y, tras un histórico contrato televisivo, presenta un futuro dorado para el torneo británico.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados