Fútbol italiano

article title

11 nombres a fichar de los descendidos a Serie B

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Suelen ser varios los nombres que los equipos descendidos en las principales ligas europeas son capaces de dejar un regusto positivo pese a la gris temporada de sus equipos en cuanto a nivel global. Es el caso también de los equipos que dieron con sus huesos en Serie B la temporada anterior.

En Italia, entre los tres clubes que han bajado a Serie B (Verona, Frosinone y Carpi) pueden encontrarse futbolistas que han demostrado un rendimiento positivo y por encima de la media de sus respectivos equipos durante la pasada campaña y que pueden resultar más que útiles a muchos de los clubes que afrontarán la Serie A 2016/2017 o para otras entidades de primer nivel de fuera de Italia.

Algunos de ellos como los jóvenes porteros Leali (del Frosinone al Olympiakos) y Gollini (del Verona al Aston Villa), el central albanés Ajeti (del Frosinone al Torino), el lateral Sala (del Verona a la Samp), el extremo ex del Eibar Simone Verdi (del Carpi al Bologna) o el interior rumano Ionita (del Verona al Cagliari) ya han encontrado nuevos destinos en equipos de máxima categoría que han decidido pescar en el río revuelto de los descendidos para reforzar sus plantillas.

Ellos seis aparte, paradigmas evidentes de la calidad a precio de saldo que puede encontrarse entre los caídos a Serie B, repasamos a los once futbolistas más destacados que todavía integran los planteles de los tres recién descendidos en Italia. Sale una alineación más que apañada para luchar por la salvación.

Vid BELEC (Carpi)

El guardameta de Eslovenia, buena escuela de porteros, se instaló en el equipo de Castori mediada la temporada para convertirse en un seguro bajo los palos para el notable sistema defensivo que desarrolló el Carpi en la segunda vuelta y que a punto estuvo de darle la salvación. Belec es un arquero muy alto, que da seguridad por arriba y que pese a su relativa juventud -26 años- sabe lo que es abrirse paso en una cantera tan competida como la del Inter y acumula una experiencia en ligas como la portuguesa o la turca que necesita asentar. El Palermo, tras la baja de Sorrentino, podría ser su destino si decido no continuar en Serie B.

Daniel CIOFANI (Frosinone)

Revelación entre los equipos de abajo en la pasada Serie A. El espigado delantero debutó en la máxima categoría a sus 30 años y fue el hombre referencia y, junto a Dionisi, el más productivo del equipo entrenado por Stellone con sus nueve tantos. El Crotone que tiene que cubrir la sensible salida de Budimir a la Sampdoria y el Empoli ya han mostrado interés por su perfil de delantero siempre recurrente, con capacidad para aguantar bien la pelota y un valor en el juego aéreo que sabe hacerse fuerte en las inmediaciones del área. Además, Ciofani ya ha demostrado que con continuidad saber buscarse la vida para hacer goles. Y eso para un equipo de los que peleará por no bajar es vital.

Federico DIONISI (Frosinone)

El compañero de Ciofani en la punta de ataque del Frosinone es un jugador de características técnicas mucho más relevantes. Dionisi, que debutó en Serie A con el Livorno aunque su mejor rendimiento con los amaranto lo dio en Serie B, es un segundo punta con buen juego de pies y hábil para insertarse en zonas de gol pese a no ser demasiado rápido. Mezcla bien las dotes propias de un delantero con las de mediapunta y desde su perfil modesto, es un jugador por encima de la media de talento de los equipos destinados a poblar las zonas peligrosas de la tabla. El Empoli de Giampolo se ha interesado en su situación y a sus 29 años sería un destino apropiado para su buen fútbol. Nueve goles y cuatro asistencias son sus interesantes guarismos durante el pasado curso.

Riccardo GAGLIOLO (Carpi)

El defensa más regular dentro de un entramado defensivo muy sólido a tenor de los mimbres con los que contaba el Carpi. Gagliolo, que también puede actuar como lateral o carrilero zurdo, se asentó en el esquema de Castori como central izquierdo y su rendimiento, especialmente en la segunda parte de la competición, fue sorprendentemente relevante. Siempre activo en la marca y en la anticipación y con capacidad para salir desde atrás con la pelota conducida. Uno de esos zagueros que se adaptan perfectamente a línea de tres centrales, tan idóneo para algunos de los equipos que tengan en mente utilizar dicho sistema. Como el Atalanta de Gasperini, a cuyo interés también se suma el del Bologna.

Juanito GÓMEZ (Verona)

El extremo argentino formado en Arsenal de Sarandí afronta su octava temporada en el Verona como uno de los símbolos que quedan del doble ascenso culminado en 2013. En las dos primeras temporadas en Serie A, Gómez fue un incordio constante para las defensas desde su posición de extremo por la izquierda. Hábil, rápido, escurridizo, con gol, visión de juego… Un socio perfecto para Luca Toni aunque la pasada temporada dentro del erial futbolístico que fue el equipo y con su posición más centrada, su nivel de incidencia decayó. Si consigue recuperar esa chispa actuando por el costado es una opción factible y válida para cualquier equipo. Aunque su vínculo con el Verona tal vez le ate para continuar en Serie B.

Kevin LASAGNA (Carpi)

Gran sensación en la pasada Serie A, el Will Grigg a la italiana, el delantero revulsivo capaz de adueñarse de los mejores escenarios como puede dar buena fe el Inter a quien empató en San Siro en el último minuto. Ocho partidos como titular, cinco goles y dos asistencias son sus impactantes números. Lasagna es un delantero atípico: zurdo, de gran envergadura pero de conducciones alegres, con buen disparo lejano y zancada veloz. Características interesantes que tras su rendimiento positivo pero puntual merecen continuidad. Y no en Serie B. Ha sonado el Milan pero Udinese y Bologna, también relacionados con el jugador, serían destinos a priori más realistas para a sus casi 24 años sacarse la etiqueta de nueve revulsivo aunque el Carpi pide más de 5 millones por él.

Gaetano LETIZIA (Carpi)

Polivalencia extrema al servicio del sistema defensivo. Letizia ha ocupado todos los roles de una zaga de cinco hombres durante la temporada en el Carpi y siempre ha cumplido con nota pese a que su puesto natural sea el de lateral diestro. El defensor napolitano es uno de los jugadores que ha vivido el doble ascenso del club emiliano y su positiva y regular temporada de debut en Serie A le ha confirmado como un zaguero más que apetecible para equipos de la zona alta, como recurso de banquillo con el que cubrir cualquier posición defensiva, o para clubes de abajo, como un punto fijo en sus balances defensivos. De momento, el Napoli es a quien más se ha relacionado con su futuro inmediato. Una apuesta segura.

Giampaolo PAZZINI (Verona)

107 goles en Serie A no pueden ser fruto de la casualidad. Pazzini encara ya la recta final de su carrera a sus casi 32 años convertido en el nuevo capitán del Hellas Verona tras la retirada de Luca Toni. Sin embargo y a pesar de que sólo logró seis tantos el curso anterior, no sería de extrañar que la capitanía le durase más bien poco ante la llegada de alguna oferta para permanecer en Serie A. Y es que aunque el ‘Pazzo’ está muy lejos físicamente de ser aquel delantero que maravilló en la Samp, que pasó después al Inter y que hizo un gran primer año en el Milan, todavía tiene goles para rato y sería una baza de la que cualquier equipo podría tirar cada fin de semana, bien como delantero suplente o bien como veterano ilustre con galones. Su caché no es de Serie B.

Eros PISANO (Verona)

El ex futbolista del Palermo, aunque sin grandes florituras, era uno de los laterales más fiables que podían encontrarse entre los equipos de la zona baja el año pasado en el Calcio. Amplia experiencia en Italia, recorrido desde la banda derecha, buenos centros y desplazamientos en largo y una gran capacidad de remate de cabeza a balón parado. No en vano, logró convertir cinco goles el curso anterior que le colcaron como el tercer máximo artillero del Verona tras dos puntas natos como Toni y Pazzini. Según la prensa francesa, Pisano tiene mucho mercado en el país galo y tanto Olympique de Marsella, como Girondins, como Montpellier siguen sus movimientos de cerca para acometer su posible fichaje.

Federico VIVIANI (Verona)

Posiblemente, el mejor jugador del Verona en la temporada 2015/2016. Puede no parecer demasiado para un equipo que se derrumbó a Serie B sin nunca tener opciones de reengancharse a la pelea por la salvación pero el rendimiento de Viviani fue, cuanto menos, esperanzador. Y eso que únicamente disputó 19 partidos de la pasada Serie A debido a diferentes problemas físicos. A sus 24 años, el exromanista -fijo con la sub-21 hasta el año pasado- demostró poder llevar las riendas de un equipo. Tiene toque organizador, sabe posicionarse, es elegante, tiene un guante para los pases largos y los golpes francos y le gusta probar el disparo desde lejos. Un regista muy interesante por el que la Sampdoria se interesó aunque con el reciente fichaje de Cigarini por el equipo blucerchiato todo apunta a que será otro su destino en caso de que salga.

Cristian ZACCARDO (Carpi)

Todo un campeón del mundo entre los futbolistas a  pescar de entre los descendidos de la máxima categoría del Calcio. Su etapa en el Milan fue nefasta pero con su salida al Carpi en el verano pasado, Zaccardo volvió a recuperar varias de las virtudes que en su día brillaron en Palermo -y más tarde en Parma- y que le permitieron levantar la Copa del Mundo en 2006. Reconvertido por Castori definitivamente de lateral a central diestro, el exmilanista se convirtió en el líder absoluto de la zaga del conjunto emiliano y firmó un curso inesperadamente positivo. A sus 34 años es un veteranísimo que aún puede aportar valor añadido a varias defensas de Serie A. Su situación actual oscila entre la renovación y el interés del Bologna, aunque también existe la opción de probar suerte en la MLS.U

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados