Fútbol alemán

article title

10 motivos por los que el San Marino – Alemania sirvió para algo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Tras el triunfo 0-8 de Alemania en San Marino, el delantero alemán Thomas Müller se deslizó con unas declaraciones en las que se quejaba de la necesidad de disputar estos partidos tan desiguales, teniendo en cuenta lo estrecho del calendario y los riesgos de un encuentro contra un equipo que “solo se defiende con faltas”.

 

El periodista Alan Gasperoni, (San Marino, 1984) quien preside el club sanmarinense SP La Fiorita 1967le ha dado en Facebook una respuesta ejemplar al delantero bávaro del Bayern.

Photo by Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images

Photo by Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images

“Querido Thomas Müller,

Tienes razón. Los partidos como el del viernes no sirven para nada. A ti no te sirve venir hasta San Marino casi gratis en un fin de semana en el que podrías quedarte con tu mujer en el sofá de tu casa de lujo o, quién sabe, podrías haber participado en algún evento organizado por patrocinadores ganando miles de euros. Yo te creo, pero me permito darte 10 buenos motivos por los que pienso que el partido San Marino-Alemania fue muy útil y quizás lo reflexiones y me digas tu opinión.

1.- Sirvió para demostrarte que ni siquiera contra equipos malos como el nuestro consigues anotar goles. Y no digas que no te enfadaste cuando Simoncini impidió que marcaras.

2.- Sirvió para hacer entender a tus dirigentes (díselo a Beckenbauer y Rummenigge) que el fútbol no es de su propiedad, sino de todos los que lo aman, entre los cuales, queráis o no, estamos nosotros.

3.- Sirvió para recordar a cientos de periodistas de toda Europa que aun existen chicos que siguen sus sueños y no vuestras directrices.

4.- Sirvió para confirmar que los alemanes no cambiaréis nunca y que la historia no os ha enseñado todavía que la prepotencia no siempre es garantía de victoria.

5.- Sirvió para enseñar a 200 chicos de San Marino que siguieron el partido por qué sus entrenadores les piden siempre el máximo esfuerzo. Quién sabe si un día su sacrificio se vea recompensado con un partido contra los campeones del mundo.

6.- Sirvió para que tu Federación (y también la nuestra) ingresaran el dinero de los derechos de televisión, con los que, además de pagarte las molestias, se pueden construir instalaciones para niños en tu país, escuelas de fútbol, estadios más seguros… Nuestra Federación, te desvelo un secreto, construirá un nuevo campo de fútbol en un pueblito perdido llamado Acquaviva. Tú habrías podido construirlo con seis meses de tu sueldo, nosotros lo haremos con los derechos de los 90 minutos de partido.

7.- Sirvió para que un país tan gran como un sector de tu estadio en Munich saliera en los periódicos por un buen motivo, porque un partido de fútbol siempre es un buen motivo.

8.- Sirvió para que tu amigo Gnabry debutara con la selección con tres goles. Ahora puede pedir al Werder una renovación de contrato al doble de lo que gana ahora.

9.- Sirvió para que algún sanmarinense triste para recordar que tenemos una selección verdadera. Os ocurrirá también a vosotros, que sois casi perfectos, que alguno venga cuando perdáis y comience a romper las pelotas, ¿no?

10.- Sirvió para enseñarme que aunque vistáis el modelo más bonito de camisetas de Adidas, por debajo seréis siempre esos que se ponen calcetines blancos con las sandalias.

Con cariño, Alan”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados