Se habla de:

Fútbol Español

article title

10 futbolistas que se salvaron tras sus problemas cardíacos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Otra noticia de un futbolista con problemas de corazón ha vuelto a golpear al Calcio. Se trata del español Miguel De las Cuevas, mediapunta del Spezia, en Serie B, al que se le ha detectado en un control un foramen oval permeable, una lesión cardíaca congénita. El exfutbolista de Osasuna, Hércules y Sporting entre otros tendrá que ser operado y estará como mínimo seis meses de baja. Es un problema que afecta al 20% de la población y su vida no corre peligro.

En las últimas dos décadas se han dado numerosos casos de problemas cardíacos en el fútbol. Algunos de ellos fueron letales, como los tristemente recordados casos de Puerta, Jarque, Féher, Foé o Morosini. Sin embargo, gracias a la creciente implantación de controles cardíacos, al menos en el fútbol de élite, muchos otros casos han podido ser detectados a tiempo antes de ser demasiado tarde. Estos son diez de ellos.

Nwankwo Kanu

Uno de los primeros casos mediáticos. El enorme delantero nigeriano, de la prolífica cantera del Ajax, fue fichado por Moratti para el Inter en 1996. Sin embargo, una grave insuficiencia cardíaca, debida a una malformación detectada en el reconocimiento le impedía jugar sin arriesgar la vida. Gracias a una exitosa operación en Estados Unidos, financiada por Moratti, no tuvo que retirarse con solo 20 años y triunfó posteriormente en el Arsenal. “Moratti es como un segundo para mí”, declaró más tarde.

Rubén De la Red

Producto de la cantera del Real Madrid, tras un gran año en Getafe y ser campeón de Europa en 2008, volvió al club blanco. Sin embargo, el 31 de octubre de ese mismo año el mediocampista madrileño cayó desmayado en un partido de Copa del Rey en el Stadium Gal de Irún. Sin un diagnóstico claro de aquel síncope, tuvo que retirarse dos años después, con solo 25 años. Posteriormente, en 2013 le diagnosticaron un virus que le afectaba al miocardio y le instalaron un desfibrilador por precaución. Hasta este pasado verano fue entrenador del equipo juvenil del Real Madrid.

Lilian Thuram

Uno de los defensas más fuertes de los años 90 y principios de siglo. Triunfó en el Parma y la Juventus y fue campeón del mundo y de Europa con Francia. En 2008, tras jugar dos temporadas en el Barcelona, le fue detectada una malformación cardíaca cuando iba a ser traspasado al PSG. Su hermano había fallecido unos años antes jugando a baloncesto por una enfermedad similar y Thuram se retiró con 36 años.

 

Antonio Cassano

El 29 de octubre de 2011 Cassano sufrió un malestar en el Aeropuerto de Malpensa y le fue diagnosticado una isquemia cerebral causada por un foramen oval permeable -lo mismo que De las Cuevas-. Afortunadamente el problema no le dejó daños permanentes, fue operado y pudo volver a jugar seis meses después. Cuatro años después, el Talentino sigue en activo en la Sampdoria.

Sergio Sánchez

Tras pasar varios años en el Espanyol, donde fue compañero de Dani Jarque, el defensa barcelonés fichó por el Sevilla. Allí, con el doloroso recuerdo de Puerta aun reciente, le fue detectado en diciembre de 2009 una dolencia cardíaca que desaconsejaba la práctica del fútbol. Sin embargo, fue operado con éxito en Hamburgo de una rara malformación en la aorta y pudo volver a jugar al fútbol un año después: fichó por el Málaga y actualmente juega en el Panathinaikos griego.

Fabrice Muamba

El caso más grave que golpeó a la Premier League: el 17 de agosto de 2012 Muamba, entonces mediocampista de 24 años del Bolton sufrió un paro cardíaco en un partido de FA Cup contra el Tottenham. Su corazón estuvo parado 78 minutos y fue sometido a numerosas descargas del desfibrilador sobre el campo y en la ambulancia. Llegó en estado crítico al hospital y un mes después salió tras la implantación de un desfibrilador. La rápida actuación de las asistencias sobre el campo le salvó la vida y Muamba decidió retirarse a finales de ese mismo año.

 

Evander Sno

El futbolista neerlandés sufrió un ataque cardíaco en un partido con los reservas del Ajax. Tras un paro cardíaco de 10 minutos fue reanimado por un desfibrilador y volvió a jugar poco después. Se le instaló un pequeño desfibrilador -razón por la que le rechazó el Genoa- y sufrió un segundo ataque cardíaco en 2012 -solo 25 años-, que le contrarrestó el desfibrilador e incluso pudo salir del campo sobre su propio pie. Actualmente sigue en activo en el ADO de La Haya.

Manuel Almunia

Uno de esos españoles que hizo carrera en Inglaterra, llegando incluso a nacionalizarse. Fue entre 2007 y 2010 el portero titular de un histórico como el Arsenal, tras una discreta carrera en España (Sabadell, Eibar, Albacete). Tras pasar por el West Ham y el Watford, una anomalía cardíaca detectada en el reconocimiento médico cuando iba a fichar por el Cagliari italiano en 2014 le obligó a retirarse con 37 años.

Jontahan Biabiany

Tras varias buenas temporadas en el Parma después de salir de la cantera del Inter, el francés se ganó el traspaso al Milan en los últimos días de mercado del verano de 2014. Sin embargo, el pase no se produjo al detectarse un arritmia cardíaca. A pesar de ser más grave de lo esperado, su carrera nunca estuvo en riesgo y el pasado mes de mayo tuvo el vía libre para jugar. Tras desvincularse del Parma, volvió este verano al Inter.

Felice Natalino

Era uno de los defensas más prometedores de Italia. De hecho, con 16 años el Inter pagó al Crotone 1,2 millones por él, en copropiedad con el Genoa. Sin embargo, tuvo siempre problemas con las arritmias cardíacas, el CONI le llegó a parar tras unos controles y sufrió una crisis cardíaca en su casa en 2013, con solo 21 años. Fue operado en Milán de una cariomiopatía aritmógena -la misma que había provocado la muerte a Piermario Morosini- y se retiró poco después. Actualmente es ojeador para el Inter.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados