Fútbol Europeo

article title

10 años sin George Best, el ‘Quinto Beatle’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Si tuviésemos que calificar de alguna manera a George Best la mejor opción sería describirlo como imprevisible, talentoso y diferente. Jugaba al fútbol porque le daba placer y, por tanto, hacía disfrutar a todo aquel que lo observaba. Cuando dejo de gustarle, busco el placer en otras aficiones, principalmente el alcohol, y ya no recondujo su vida. El pasado miércoles se cumplieron 10 años de su fallecimiento, pero su legado se mantendrá siempre intacto.

Se fue a Manchester durante su adolescencia, a los 15 años. Belfast y su gente, a pesar de ello, nunca se lo tuvieron en cuenta y lo idolatraron siempre, aún a sabiendas de sus defectos.  A sus 17 años, pese a su físico escaso y a su tímidez, debutó con el Manchester United: fue el 14 de septiembre de 1963 contra el West  Brom. No convenció, pero no se rindió: continuó trabajando y a finales de año le llegó su segunda oportunidad. Fue el 28 de diciembre, contra el Burnley, y esta vez sí brilló.

 

A partir de ahí, completó 13 temporadas con los Red Devils, 11 de ellas en la máxima categoría, a una media de 33 partidos por campaña. A nivel colectivo, ganó 2 Ligas de la Primera División inglesa y 1 Copa de Europa; individualmente, es el quinto máximo goleador histórico del Manchester United con 179 goles en 470 partidos, ganó el Balón de Oro en 1968, es miembro del English Football Hall of Fame y fue considerado por la IFFHS (International Federation of Football History & Statistics) como el décimo sexto mejor jugador del mundo del Siglo XX (el vigésimo para la FIFA).

Además del United, también jugó con Cork Celtic(1974/75), Los Angeles Aztecs (1975/76 y 1977/78), Fulham (1976/77), Fort Lauderdale Strikers (1978/79), Hibernian (1979/81), San José Earthquakes (1981/82), Motherwell (1982/83), Golden Bay (1983), AFC Bournemouth (1983) y Tobermore United (1984/85). Globalmente, anotó 254 goles en los 706 partidos (0,36 por encuentro) que disputó a lo largo de su carrera.

 

Creció, por otro lado, paralelamente al éxito de ‘The Beatles’ y alguien incluso le calificó como el ‘Quinto Beatle’, apodo que tuvo éxito y arraigo. De hecho, para el escritor inglés Martin Knight, autor de ‘Scoring at Half Time’, en un artículo en la revista ‘Panenka’, Best “fue el futbolista con mayor carisma de la historia: trascendía lealtad a su club; también lo adoraban los hinchas de equipos rivales. Estilismo a la moda y fotogenia permanente. Difícilmente otro deportista haya conectado con la gente de un modo tan profundo”. En otras palabras, un fenómeno parecido al que vivió la banda de Liverpool. Su vida estuvo marcada por lo imprevisible y las aventuras.

Una infección pulmonar y un fallo multiorgánico acabaron con su vida hace 10 años, pero Best siempre seguirá en el recuerdo de los amantes del fútbol.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados